Dos antiparasitarios usados en protocolo del MINSA para combatir COVID-19

Las sospechas de haber sido contagiados con COVID 19, sin duda alguna genera preocupación entre los afectados que de inmediato les lleva a buscar la asesoría de un médico conocido. Las noticias del colapso del sistema público ayudan a incrementar el estrés para cualquier paciente que no tiene los recursos suficientes para pagar un hospital privado.

Sin embargo, lo que la mayoría desconoce es que los médicos recetan a la población el tratamiento de acuerdo al Protocolo del Ministerio de Salud (MINSA), sobre el cual el sitio oficial de esa institución no tiene nada establecido por escrito.

No obstante, los médicos hacen referencia al protocolo del MINSA que establece que el paciente debe consumir  entre otros medicamentos una cápsula de Nitazoxanida de 500 miligramos cada 8 horas, durante 7 días, más 2 tabletas de Ivermectina de 6 miligramos  por dos días. Ambos medicamentos son antiparasitarios.

Los hospitales que actúan como previsionales y los hospitales privados han incluido ambos medicamentos en los enfermos por COVID-19, como parte del Protocolo establecido por el MINSA, confirmó un infectólogo privado.

Esto lleva a preguntar si los médicos que recetan ambos medicamentos al menos saben de los estragos que causan en un paciente y cuánto daño puede estar causándoles.

La Nitazoxanida pertenece a una clase de medicamentos llamados agentes antiprotozoarios.

Sobre la Ivermectina la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha determinado recientemente que no debe ser usada para el tratamiento de  COVID-19.  

Refiere la OPS que en un estudio reciente se informó que la Ivermectina  fue utilizada con éxito  in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2  en células infectadas experimentalmente y dos publicaciones preimpresas sobre estudios  clínicos observacionales informaron, la aparente utilidad de la Ivermectina  para  tratar pacientes con COVID-19    que requirieron  ventilación mecánica.

La revisión concluyó que los estudios sobre Ivermectina tenían   un           alto riesgo de sesgo,  muy  poca  certeza de  evidencia y  que  la             evidencia existente es insuficiente para llegar a  una conclusión           sobre sus beneficios y  sus daños, dice la OPS.         

Aunque aclara la OPS  que la efectividad  de la Ivermectina se está       evaluando actualmente en varios estudios clínicos  aleatorizados,  debe     enfatizarse que la Organización Mundial  de la Salud  (OMS)  excluyó la        Ivermectina del  estudio «Solidarity» por  ella  copatrocinado,  como un esfuerzo para  encontrar  un  tratamiento efectivo para COVID-19.

No existe medicamento específico

Este viernes durante el foro radial  y virtual: “Medicamentos ante la COVID-19: Cuáles si y cuáles no”, organizado por el Programa Onda Local y la Articulación de Movimientos Sociales (AMS), los médicos Bernarda y Leonel Argüello recordaron que  hasta el momento no existe un tratamiento específico para prevenir esta enfermedad.

Bernarda dijo, que hay muchos protocolos que han sido sacados a publicidad sin tomar en cuenta que haya una evidencia sobre la aplicación de los mismos.

Ambos médicos insistieron a la población que debe evitar automedicarse, y seguir con las medidas de prevención como el distanciamiento físico, lavado de manos con agua y jabón, uso de mascarillas y caretas faciales, entre otras para prevenir el contagio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado en su sitio oficial que por el momento, no se recomienda ningún medicamento específico para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus.

“Sin embargo, es necesario atender adecuadamente a las personas infectadas por este virus para aliviar y tratar los síntomas y procurar medidas de apoyo optimizadas a los que presenten síntomas graves. Se están estudiando algunos tratamientos específicos que se probarán en ensayos clínicos. La OMS está ayudando a agilizar las labores de investigación y desarrollo con una serie de asociados”, refiere la OMS.

El Observatorio Ciudadano COVID-9 en su informe semanal del 18 al 24 de junio reporta en Nicaragua un acumulado de 6,775 casos sospechosos verificados en todos los departamentos y regiones autónomas. De ese total 694 corresponde a casos nuevos en la última semana.

A su vez, la pandemia ha cobrado la vida de 1,878 personas, de estas 129 fueron categorizadas a causa de neumonía y 1,749 muertes sospechosas de COVID-19.

El reporte oficial presentado por el MINSA el pasado 23 de junio reconoce únicamente 1,910 casos confirmados y 74 fallecidos por COVID-19.

    Leave Your Comment Here