Desde Brasil demandan libertad de Ricardo Baltodano

Desde Brasil demandan libertad de Ricardo Baltodano

La Academia de Historia de Brasil envió el día de ayer, 19 de febrero de 2019, una carta dirigida a Daniel Ortega, donde expresa su preocupación

Daniel Ortega habla de negociación, no de diálogo
Policía Orteguista en cacería de jóvenes en todo el país
Cinco empresarios fueron a la reunión con Ortega para “abrir las puertas” para reanudar negociación

La Academia de Historia de Brasil envió el día de ayer, 19 de febrero de 2019, una carta dirigida a Daniel Ortega, donde expresa su preocupación por la vida, la salud y el derecho a la justicia del docente de historia de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), Ricardo Baltodano Marcenaro, quien es a la vez líder de las y los docentes de dicha universidad.

La Academia de Historia de Brasil envió el día de ayer, 19 de febrero de 2019, una carta dirigida a Daniel Ortega, donde expresa su preocupación por la vida, la salud y el derecho a la justicia del docente de historia de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), Ricardo Baltodano Marcenaro, quien es a la vez líder de las y los docentes de dicha universidad.

En la misiva, firmada por Joana Maria Pedro, en su calidad de Presidenta de la Asociación Nacional de Historia de Brasil, demandan que Baltodano sea liberado inmediatamente y que sus derechos sean respetados. Aluden a la Declaración Universal de Derechos Humanos y al Pacto de los Derechos Civiles y Políticos. La Asociación de Historiadores de Brasil es una asociación científica que reúne alrededor de siete mil historiadores.

Como se recordará Ricardo Baltodano Marcenaro, fue detenido en septiembre de 2018, por participar en las marchas ciudadanas de oposición al régimen, cuando regresaba de una de ellas fue secuestrado en su casa de habitación el 15 de septiembre, por alrededor de treinta policías, ha manifestado su esposa Emilia Ruiz, quien relató a diversos medios como el programa de televisión Esta Noche, cómo se dio el secuestro del historiador, afirmando que fue “sacado esposado como un delincuente”.

La casa de habitación de Baltodano fue allanada. Rompieron los closet (armarios) del segundo piso, así como las cerraduras de habitaciones que la pareja alquila y su ropa fue revisada pieza por pieza, llevándose una computadora laptop perteneciente al sindicato de docentes de la UPOLI, un data show, una cámara fotográfica y el sello de dicha organización sindical, así como una bandera de Nicaragua y camisetas alusivas a la lucha por la libertad.

Mañana 21 de febrero, cuando se cumplen 85 años del asesinato de Augusto C. Sandino, dará inicio de juicio de Ricardo Baltodano.

Tomado de Onda Local

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com