Ahora Portada

Condenan despido del doctor Carlos Quant del Hospital Roberto Calderón

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), condenó el despido en contra del infectólogo Carlos Quant, por parte de la administración del Hospital Roberto Calderón más conocido como Manolo Morales, en medio de la pandemia por COVID-19 en Nicaragua.

El CENIDH conoció que  el doctor Carlos Quant, no solo fue despedido sino sacado a empujones, informó desde su cuenta de Twitter.

El CENIDH advierte que las supuestas faltas cometidas por el doctor Quant  son creadas por el régimen Ortega Murillo, en represalia por ser miembro del Comité Científico Multidisciplinario que critica el mal manejo de la pandemia en Nicaragua.

Esta acción en medio de una pandemia no solo atropella el derecho individual al trabajo y a ejercer la profesión médica sino que perjudica a la población que necesita a profesionales comprometidos con la lucha contra el COVID-19, destaca el CENIDH, que a su vez demanda la integración inmediata del especialista y anuncia que informará sobre el caso tanto a organismos de derechos humanos internacionales como a la OPS/OMS.

En una carta firmada por Alicia Martínez, responsable de Recursos Humanos de ese centro asistencial, justifica el despido de Quant en supuesto abandono de trabajo.

“Como es de su conocimiento usted no se presenta a su puesto de trabajo desde el 22 al 29 de mayo del 2020, inclusive, abandonando el trabajo, incurriendo con ello, en falta muy grave, que ocasiono perjuicio a los ciudadanos y a este hospital, por tal razón, a partir de este momento procedo a dar por terminado su contrato de trabajo en el cargo de infectólogo que ha venido desempeñando para este hospital”, refiere la carta de despedida.

Pacientes los perjudicados

En un comunicado el  Comité Científico Multidisciplinario (CCM),  para el abordaje del COVID-19, del cual es integrante el doctor Quant, señala que  han alzado la voz para compartir con la comunidad “la evidencia recopilada en el mundo para el mejor manejo de la pandemia”.

Y refiere que el  doctor  Quant,  especialista en Infectología, “es ampliamente reconocido como uno de los mejores profesionales en su rama, no solo por su alta calificación y experiencia, si no por su comportamiento siempre ético y comprometido con la salud de sus semejantes”.

Por tanto, consideran que la  cancelación del contrato  como Infectólogo del Hospital Roberto Calderón, por  parte del Ministerio de Salud (MINSA), “perjudica altamente a las y los pacientes que acuden” a ese centro asistencial “así como al personal sanitario que se beneficia de sus conocimientos”.

Este tipo de acciones son contradictorias frente a la realidad y necesidad de nuestra población, indica el CCM, que recuerda a su vez, que “en este momento Nicaragua necesita hacer uso de todos los recursos capacitados y no alejarlos de los centros de atención al pueblo”.

 No obstante, el CCM expresa el compromiso de seguir trabajando por el pueblo de Nicaragua, “haciendo conciencia, en concordancia a nuestro juramento hipocrático y a nuestro compromiso con el pueblo de Nicaragua”.

Gremio médico manifiesta solidaridad

“El gremio médico nicaragüense en medio del dolor que ha significado la muerte de cinco colegas médicos en las últimas 24 horas a causa del COVID-19, expresa su solidaridad ahora también con el doctor Carlos Quant (…)  despedido el día de hoy (jueves) a causa de sus mensajes y sus intervenciones haciendo críticas en la forma que el gobierno de Nicaragua ha estado abordando  la pandemia del coronavirus”, expresó el doctor José Luis Borge, de la Unidad Médica Nicaragüense, a través de la grabación de un video.

El doctor Quant es una de las autoridades médicas nacionales que mejor ha expresado el sentir del gremio médico nicaragüense y ha dado recomendaciones puntuales precisas claras y completamente científicas y técnicas acerca de como debería ser el manejo del Covid-19, indicó Borge.

En el mismo, señala Borge, que grupos de pacientes y organizaciones que laboran con pacientes del SIDA anteriormente «habían sido manipulados» para enviar una carta de queja por maltrato contra el doctor Quant, para que esto significara un motivo de despido. Pero al no lograr el propósito por el apoyo expresado por trabajadores y gremio médico, utilizaron la figura de la ausencia laboral.

Sin embargo, el Ministerio de Salud no cumplió los requisitos de ley para el despido de Quant, al no conforma de previo una comisión bipartita o tripartita, denunció Borge.

Borge exigió al régimen que garantice los derechos humanos y laborales de los trabajadores, así como los medios de protección al personal de salud “que son la primera línea de defensa contra el coronavirus” y cumpla lo establecido en la Ley General de Salud para que evite seguir con despidos, amenazas y represión en el sector salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X