País Portada

Alcohol y otras drogas atrapan a jóvenes en Caribe Sur

El alcohol es una de las drogas más utilizadas por los jóvenes. Fotografía: Voces En Libertad.

La muerte por intoxicación alcohólica de un adolescente de 15 años de iniciales J.Z.G, es una campanada de alerta para la población en el Caribe Sur. El joven, que era el menor de cuatro hermanos, ingería licor con amigos menores, uno de ellos se encuentra todavía ingresado en la sala de cuidados intensivo del Hospital Regional de la ciudad caribeña.  

La tragedia de estos menores es un caso que se suma a las muertes por  accidentes de tránsito, suicidios  y crímenes violentos, cuyo detonante principal ha sido la ingesta de alcohol y otras sustancias alucinantes. El consumo de alcohol y otras drogas en la ciudad de Bluefields ha crecido de forma alarmante, según el Director del Centro de Atención Psicosocial, CAPS, doctor Rubén Dávila

Doctor Rubén Dávila. Video; Voces En Libertad.

“Estamos ante una sociedad que consume licor todos los días si es posible, sobre todo en esta temporada de fin de año, se desencadenan situaciones de duelo, tragedias y pérdidas irreparables a causa del uso descontrolado del alcohol”, advierte Dávila.

El lugar a cargo de Dávila, es un centro de referencia para el tratamiento y rehabilitación en personas con adicciones. Señala que en los últimos meses, han tratado a muchos adolescentes por excesivo consumo de alcohol. 

Jóvenes, el foco principal

“Nuestros chavalos son el foco principal, lamentablemente, están consumiendo en todo momento, en los colegios, en sus hogares, fiestas, tragos sociales les llaman, pero solo es una excusa para el consumo de esta sustancia que les está causando serios daños”, señala Dávila. 

“Los jóvenes sufren una embestida de parte de este vicio. Esta bebida  causa a menudo desequilibrio, no sólo mental sino emocional y física, se debe buscar ayuda, debemos solucionarlo”, reflexiona Dávila. 

En noviembre recién pasado, el CAPS de Bluefields brindó atención a 290 pacientes por adicciones, 120 han sido por consumo de alcohol. “Ahora, lo grave es que el 90% de estas atenciones son a jóvenes”, refiere Dávila. 

Aunque la ley prohíbe la venta de licor a jóvenes menores de 18 años, aparentemente los vendedores están “saltándose” la prohibición. La falta de cumplimiento a esta disposición la ley establece quince días de arresto y multa de 500 córdobas a C$1,000 córdobas. 

En caso de reincidencia, el arresto será de treinta días, la multa el doble de la primera impuesta y se le cancelará la patente que le autoriza a la venta de licor.

Dávila recomienda un trabajo integrado de parte de la sociedad que permita la recuperación de los valores  y el respaldo a las personas que ya están en una etapa de adicción.

Colaboración de Voces En Libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X