Régimen no acepta adelanto de elecciones, una de las demandas de la Unidad Azul y Blanco


Mientras el el canciller orteguista, Denis Moncada, sostuvo que no aceptarán elecciones adelantadas en la negociación con la delegación de la Alianza Cívica, el Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco cuya instalación se realizó este jueves, incluye entre sus prioridades las elecciones adelantadas.

En una entrevista concedida al Canal 10 de televisión, Moncada dijo que han sido claros en la Mesa de Negociación entre el régimen y la Alianza Cívica en cuanto a que no habrá elecciones adelantadas, pues alega que de hacerlo violentaría la Constitución Política.

En el punto cuatro del posicionamiento del Consejo Político de la Unidad Azul y Blanco, anuncia que “contribuirán en el proceso de transición política que nos conduzca a elecciones adelantadas, transparentes y observadas”.

Cinco condiciones

Esta situación coincide con afirmaciones vertidas este jueves por el senador Marco Rubio a través de su cuenta de Twitter, que incluyó cinco condiciones indispensables “para el avance de la democracia en Nicaragua” y una de ellas son las elecciones adelantadas libres e incluyentes.

Las otras cuatro condiciones que presenta el senador Rubio son: libertad incondicional e inmediata de todos los presos políticos, libertad de expresión y movilización, garantías de seguridad para el retorno de los exiliados y el desarme de los grupos paramilitares.

Precisamente el defensor de derechos humanos exiliado en Costa Rica, Gonzalo Carrión, advirtió que en la negociación el régimen busca ganar tiempo y dentro de esta situación no se pueden descartar “trampas” y “los pactos bajo la mesa”.

Y parte de las artimañas empleadas por el régimen Ortega Murillo, dijo Carrión, es que mientras excarcela a presos políticos, vuelve a apresar a otros o recaptura a los excarcelados y es lo que “le llamamos popularmente pisa y corre, sacalos y los volvés a meter (…) se compromete, retrocede, como que mete el acelerador y frena, esto es porque se está negociando con una dictadura”.

“Uno ve los que son visibles, pero ahí pueden estar habiendo negociaciones (…) unos firman y otros ya han negociado por otro lado, me refiero a pactos de gente que apuesta a otras cosas ¿por qué? porque recordemos que uno de los denominados negociadores es una persona que tiene años dedicados a la conspiración, (que es) Daniel Ortega(…) conoce bien a la clase política y la subordinó(…) me refiero a la partidaria que pactó a la clase política tradicional y pasó 12 años en un cogobierno con los más ricos de este país, y uno no sabe”, sostuvo Carrión.

Es por eso, indica Carrión que como exiliado, “vamos a retornar pero con seguridad”, pues aún no se discute el desmontaje de las estructuras paramilitares o la transformación del Estado represivo, “lo que expone al exilio”.

“Ya no siguen matando pero sigue la injusticia, la impunidad. La seguridad es precaria y de alto riesgo”, sostuvo el defensor de derechos humanos.


    Leave Your Comment Here