Primeros acuerdos pero aún hay «líneas rojas» según miembro de la Alianza Cívica


El poder ondear libremente una bandera nacional y el derecho de concentración, manifestación y movilización pública, fue reconocido por el régimen en un acuerdo suscrito este viernes entre la Alianza Cívica y el régimen Ortega Murillo.

En el mismo también se refiere al cese de detenciones y allanamientos ilegales y aunque se habla que en la liberación de los presos políticos los garantes seran el nuncio Stanislaw Waldemar Sommertag y la Organización de Estados Americanos (OEA), no hay fechas concretas.

Según lo explicado, por los miembros de la Alianza Cívica la negociación avanza en lo relativo a las garantías individuales. Pero en el acuerdo firmado no se establece de forma concreta que los presos políticos son liberados, sino que instan a las autoridades correspondientes que cumplan el mandato constitucional que establece que todo detenido tiene derecho “a ser puesto en libertad o a la orden de la autoridad competente dentro del plazo de 48 horas posteriores a su detención”.

Sobre el inicio de la liberación de los presos políticos consultado por los periodistas a la delegación de la Alianza Cívica tampoco hubo respuestas concretas.

De acuerdo a lo expresado por la delegación de la Alianza aún no han sido discutidos todos los temas esperados por la población y Mario Arana indicó: “Tenemos líneas rojas y hay cosas que no estamos dispuestos a aceptar”.

Parte del acuerdo suscrito este viernes indica que el estado garantiza que nadie puede ser sometido a detención o prisión arbitraria, ni ser privado de su libertad, salvo causas fijadas por la ley con arreglo a un procedimiento legal, la detención solo podrá efectuarse en virtud de mandamiento escrito de juez competente o de las autoridades expresamente facultadas por la ley, salvo el caso de flagrante delito, todo de conformidad con lo que dispone el articulo 33 de la Constitución Política y el procedimiento de la ley.

También señala que el Estado garantiza que el domicilio solo puede ser allanado por orden escrita de juez competente, debiendo practicarse entre las 6:00 a.m., y 6:00 p.m..

Entre los puntos establecidos está el hecho que la población podrá ondear una bandera, que durante este período de crisis socio política a muchos les ha costado la cárcel y que aclaró los más de 800 presos no son terroristas.

Como parte del acuerdo también está garantizar el derecho de concentración, manifestación y movilización pública. Igualmente dijo fue abordado la devolución de propiedades, de edificios de medios de comunicación a través de los órganos correspondientes.

Juan Sebastián Chamorro, por su parte reconoció, que lo establecido en el documento son derechos que están plasmados en la Constitución, pero lo establecieron por escrito en vista que han permanecido secuestrados durante once meses y lo que hacen es una devolución de los mismos a la población.
A su vez, el desarme de los grupos armados, el retorno al país de los exiliados fueron parte de los acuerdos.

Uno de los periodistas consultó a los miembros de la delegación la forma ambigua en que está escrito el acuerdo, pues se habla de “instar” a las autoridades, el alegato fue que lo hacen de esa manera porque se trata de una organización civil.


    Leave Your Comment Here