Ahora Portada

Ortega descarta cuarentena y la arremete contra el llamado de la sociedad civil de «quedate en casa»

Aunque Daniel Ortega compareció en cadena nacional obligada un día antes del Día internacional de los trabajadores, no anunció ninguna medida de protección en particular para el sector salud ante la pandemia del COVID-19, tampoco decretó cuarentena y de forma reiterada quiso demostrar que no ha funcionado el llamado desde la sociedad civil de Quedate en casa.

Además, acusó que los que están con el discurso de Quedate en casa, “son los mismos que quisieron hundir al país en abril de 2018”.

Antes  había culpado de la pandemia  al capitalismo salvaje que quiere aprovechar la pandemia para ejercer un mayor control de la riqueza, que se disfraza “de falsos sacerdotes, se disfraza de falsa democracia”.

En su arremetida contra los sacerdotes en un hablar sinsentido en un momento Ortega pasó de hablar de las luchas de los trabajadores al del cristianismo, para referir: «A quienes adoran el becerro de oro (…) los fariseos, los sacerdotes que adoran el becerro de oro, que besan los pies, lamen los pies del imperio, son los mismos que Cristo fue a sacar a latigazos del templo, y les dijo sepulcros blanqueados(…) la miseria humana, falsificando los valores».

Al tiempo que culpó al capitalismo porque en medio de esta situación recrudece las sanciones, “que son agresiones” contra Cuba, Venezuela y Nicaragua.

 Un mes después que Estados Unidos ofreció 15 millones de dólares por quien ofrezca información que lleve a la captura de Nicolás Maduro, Ortega calificó de una “infamia” ese ofrecimiento “para que asesinen” a quien considera presidente legítimo y a otros de sus funcionarios por lo que preguntó “¿dónde está Naciones Unidas?”, que dijo de nada sirve.

Cuatro muertos por COVID-19 contra más de 2800 muertes por otras causas

“Aquí no se han ido a casa los trabajadores de la salud ni los enfermos, porque ya estarían muertos”, expresó Ortega, al tiempo que sacó los registros de las 2,829 muertes que por diferentes causas han ocurrido en el país, como una forma de minimizar los cuatro fallecidos por COVID-19, que el sistema de salud ha oficializado.

También en sus intentos por justificar su negativa a decretar una cuarentena, alegó que más de dos millones de personas han buscado atención médica y más de 58 mil personas han sido ingresados en los hospitales. E igual insistió que han adoptado las normas establecidas para la prevención de la pandemia.

Ortega alegó que están dando la batalla contra la pandemia, tomando en cuenta las normas internacionales, “sin caer en medidas extremas radicales, que lo que harían sería matar al país. Matarían al país, matarían al pueblo”. Y aseguró que adoptan  medidas especiales con las personas más vulnerables.

Igual aseguró, que “es imposible que no haya fallecidos” y que no se contaminen, también justificó que cuando ingresaron nicaragüenses provenientes de países donde ya se registraba la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS), no había declarado en ese momento la pandemia.  

Y expresó que una vez que reabran el tráfico aéreo pedirán que la persona que ingrese al país traiga consigo el certificado del examen que le hicieron en el país de procedencia, y que establezca que la persona no tiene COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X