El colapso de la institucionalidad

El colapso de la institucionalidad

En Nicaragua ya no existe límite alguno al ejercicio del poder tras el colapso de la institucionalidad.

Abril, mes de luto, dolor y esperanza
El honor y la gloria
El camino hacia la libertad

Por Oscar-René Vargas

El colapso de la institucionalidad en Nicaragua es tan completo que ya nadie espera acción alguna de las autoridades gubernamentales en favor de la justicia, la honestidad o del medio ambiente. Todos sabemos que quedarán perfectamente impunes las recientes revelaciones periodísticas sobre las acciones de los paramilitares en el Caribe Sur del país.

Ningún fraude es demasiado grande, ningún cinismo demasiado descarado, y ninguna agresión demasiado violenta para obligar a las instituciones del Estado a tomar acción para defender los intereses públicos. Ya no existe límite alguno al ejercicio del poder.

Los organismos del Estado solamente se activan cuando se trata de reprimir, censurar o emitir castigos ejemplares contra quienes se atreven a resistir los embates del poder. Sin embargo, cada día también se aumenta la indignación ciudadana y el repudio generalizado a la impunidad y el saqueo.

¿En el 2020 el pueblo nicaragüense podrá derrotar al monstruo de la impunidad? ¿Lograremos sacudir el miedo, la mezquindad y el sectarismo para poder construir un amplio movimiento político con un fuerte arraigo social, capaz de poner las instituciones gubernamentales al servicio de los intereses públicos?

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com