Investigación de Fundación Arias confirma mayoría de exiliados en Costa Rica huyó de la represión


16 abril, 2019

La persecución, hostigamiento, amenazas de muerte y el miedo prevalecen entre las principales “razones”, esgrimidas por nicaragüenses exiliados en Costa Rica, de acuerdo a una investigación presentada este lunes por Fundación Arias en ese país.

Para la investigación la dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica reportó 63 mil solicitudes de refugio por parte de nicaragüenses. La investigación revela que un 85 por ciento de los refugiados quiere regresar a Nicaragua.

De acuerdo a la investigación un 38.3 por ciento de los nacionales optó por el exilio forzado por la persecución y hostigamiento, un 25.7 por ciento aseguró que fue por amenazas de muerte y un 18.9 por ciento por miedo. Solo un 13.2 aceptó que viajó al vecino del sur por situación económica y otro 3.4 por ciento como migrante.

La investigación fue realizada para la organización costarricense por los nicaragüenses Roberto Samcam y Elvira Cuadra, quienes expusieron que las principales necesidades de los nicaragüenses.

Una mayoría de quienes se han refugiado en Costa Rica son hombres, con un 65 por ciento y a su vez un 53 por ciento son jóvenes universitarios, estudiantes y graduados, un 29 por ciento son estudiantes de secundaria. El resto son técnicos medio, técnico superior y estudiantes de primaria.

Samcan dijo que los datos arrojados por la investigación confirma la consigna repetida en Nicaragua de “eran estudiantes no eran delincuentes”.

Por su parte, la investigadora Cuadra expresó que la vivienda y el empleo son las principales prioridades de los nicaragüenses exiliados en la vecina del sur.

La mayoría expuso que permanecen en casas alquiladas donde están hacinados. Esto representa recursos que no tienen disponible, pues la mayoría de ellos no cuenta con permisos laborales.

El servicio de salud preventivo y de atención a personas que sufrieron algún tipo de lesión o daño a causa de la represión que vivieron en Nicaragua, ha sido otra de las prioridades, según Cuadra, para los refugiados nicaragüenses y sobre todo acompañamiento psicosocial para quienes han estado expuestos a altos niveles de violencia y víctimas de tortura.

Lina Barrantes, directora ejecutiva de Fundación Arias, explicó que con la explicación buscan incidir en los tomadores de decisiones en Costa Rica y organizaciones internacionales, para que implementen acciones humanitarias de asistencia.

Barrantes manifestó, que con la investigación pretenden que “tengan mejores instrumentos para poder hacer políticas públicas y poder ayudarles a los nicaragüenses exiliados, a tener una mejor calidad de vida mientras estén entre nosotros”.


Please follow and like us:
error

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *