La oposición, la iglesia católica y las ONGs fueron blanco de los ataques de Daniel Ortega

La oposición, la iglesia católica y las ONGs fueron blanco de los ataques de Daniel Ortega

Tras referirse a la oposición como "los vende patria", Daniel Ortega amenazó con llevarles a la Corte Penal Internacional, bajo la acusación de h

Nicaragua entre prioridades del embajador Carlos Trujillo como presidente del Consejo Permanente de la OEA
Investigación de Fundación Arias confirma mayoría de exiliados en Costa Rica huyó de la represión
Campesina fue violada mientras estaba bajo interrogatorio por policías que la acusaban de ser “terrorista y tranquista”

Tras referirse a la oposición como “los vende patria”, Daniel Ortega amenazó con llevarles a la Corte Penal Internacional, bajo la acusación de haber promovido crímenes.

Y anunció que fortalecen el campo jurídico legal para documentarlos al igual que lo hicieron durante la década de los ochenta con los asesinatos, heridos, mutilados, lisiados, puentes dinamitados, entre otros para presentarlos como prueba ante la Corte Internacional de La Haya, que terminó en una resolución de condena a Estados Unidos.

“Y la historia se está repitiendo nuevamente. Vemos el desfile de los vendepatrias. Cómo se aumentan los vuelos y el financiamiento para que estén viajando continuamente a pedir que se agreda al pueblo nicaragüense y lo hacen tranquilamente y se toman la foto allá con los representantes del gobierno norteamericano y se empeñan en mostrar aquí la foto para jactarse de que ellos son los elegidos por el yanqui para ser el futuro gobernante de Nicaragua, o para ser los futuros gobernantes de Nicaragua”, dijo Ortega.

Durante el acto en conmemoración al 140 aniversario del nacimiento de Benjamín Zeledón, dijo ser víctima de una manipulación que calificó de “burda y cargada de saña” pues cada crimen que ocurre en el país se lo atribuyen a su gobierno, cuando reiteró en su reconocido alegato de que Nicaragua es el país más seguro y con el menor índice de homicidios aquí en la región.

“Claro, los vendepatrias no desaparecieron, pero además los está alimentando siempre el imperio. Les manda recursos a través de programas que dicen que son programas para promover la cultura, para promover la educación. Son programas para promover el odio, pero además buena parte de esos programas que se mueven a través de algunas ONGs, tremendo negocios, ¿por qué?, porque lo que reciben que supuestamente son alimentos para el pueblo van a dar a los mercados, ahí los venden”, sostuvo Ortega.

La iglesia católica siguió siendo blanco de las acusaciones de Ortega, para ello utilizó una carta del obispo Simeón Pereira y Castellón que en 1912 dirigió al obispo de Baltimore para que le apoyara en su pedido del cese de la intervención estadounidense en esa época, pese a que dijo, había sido expulsado por José Santos Zelaya.

“Eso no lo llevó a pedir sanciones contra Nicaragua (…) no lo llevó a perder sus raíces y su dignidad como nicaragúense”, dijo Ortega, quien llegó a externar que ojalá los obispos se inspiraran en Pereira y Castellón y se pronunciaran en contra de las sanciones pues en sus pronunciamientos nunca se han referido a las mismas.

“Hemos visto en los últimos tiempos como los golpistas convirtieron los santuarios en cuarteles. Se tomaban los golpistas los templos, allí estaban las armas, allí estaban las bombas, allí los disfrazaban y torturaban en sus templos”, acusó Ortega.

Siguió con las ONGs

Las acusaciones de Ortega no pararon allí aseguro que ONGs de diferente signo politico y religioso quieren exoneraciones para todo, lo que deberá ser revisardo pues según dijo, únicamente afirman son alimentos, vehículos, electrodomésticos o medicamentos, o equipos médicos “que terminan también en el comercio”.

En uno de los momentos que regresaba al presente Ortega aseguró que hay una tendencia en el segmento económico alto a no quere pagar impuestos, y, afirmó lo usan “para tratar de destabilizar y envenenar el corazón de la juventud y al pueblo”.

“¿De dónde despidieron miles de trabajadores el año pasado? Los despidieron de las grandes empresas que llamaron al golpe y que mandaron a sus trabajadores, bajo la amenaza de correrlos, si no iban a las marchas. Y ahí fueron los trabajadores a marchar bajo amenaza. Cuando no pudieron ni podrán, ¿Entonces qué hicieron?, porque le hicieron un daño enorme a la economía, cometieron un crimen, un crimen, un crimen provocando la muerte de hermanos nicaragüenses, un crimen provocando un daño enorme a la economía nicaragüense”, acusó Ortega

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com