“La mayor decisión de resistencia del periodismo en Nicaragua, ha sido seguir informando”, dice Julio López


Este día fue establecido en homenaje al periodista checo Julius Fucik,
ejecutado por los nazis el 8 de septiembre de 1943.

Desde abril de 2018 el periodismo independiente de
Nicaragua igual que otros sectores ha sido blanco de la represión por parte del
régimen.

El pasado 26 de agosto expertos de derechos humanos de
Naciones Unidas y del sistema interamericano, pidieron   poner fin a las represalias contra los
periodistas.

A través de un comunicado de prensa publicado
por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), los expertos refieren
que están alarmados por el impacto de esta situación en la libertad de expresión
y el cierre del espacio cívico en un momento crítico para la sociedad
nicaragüense.

“Hay indicios de una represión
sistemática y continua de los medios de comunicación, con periodistas
silenciados, agredidos y amenazados de muerte”, dijeron los expertos.

Uno de los directivos de la organización
Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), Julio López,
estima que “en el contexto actual que vive Nicaragua, la mayor
decisión de resistencia del periodismo en Nicaragua ha sido seguir informando”.

Esto pese a la represión, el espionaje, las agresiones
físicas, las persecuciones, y el encarcelamiento de algunos, y de obligar a
casi un centenar de periodistas al exilio.

López, periodista del programa Onda Local, fue uno de los
primeros periodistas agredidos por grupos de choque el pasado 18 de abril del
2018, mientras realizaba una cobertura de un plantón contra las reformas a la
seguridad social, en Camino de Oriente.

López destaca que pese a toda esta situación de represión
hay aspectos importantes a resaltar, como es “el florecimiento de diversos medios
de comunicación digitales lo cual representa una oportunidad ante la censura
directa que ha implementado el gobierno”.

 También hay un
punto negativo como es el posible cierre en papel de los dos principales medios
nacionales escritos, El Nuevo Diario y LA PRENSA, ante el bloqueo aduanero que
han tenido que enfrentar, aunque continúen con sus versiones digitales para seguir
informando a la población.

  • ¿Que representa que estos diarios lleguen a cerrar en físico?

 Representa un acto de censura, por parte del
gobierno de Ortega y de Murillo; no se puede calificar de otra forma, pero
también significa la muerte física del diario de mayor tradición en nuestro
país, digo muerte física porque LA PRENSA no va a dejar de informar, por el
hecho que no se siga imprimiendo el periódico en versión como la conocemos. En
Onda Local analizábamos que incluso puede salir una versión de LA PRENSA en
tamaño carta, si uno quisiera y también sería una forma de protesta del propio
diario de decir ‘no nos van a callar’, y el periódico, aunque sea tipo carta va
a seguir informando a la población nicaragüense; esa es la alternativa, la otra
es lo digital. Hemos observado cómo estos dos medios de comunicación han venido
apostándole a fortalecer sus espacios digitales que es la vía que nos ha
quedado para seguir informando.

  • Como PCIN ¿qué información tienen de la situación del periodismo en el exilio?

Hemos logrado
registrar casi cien periodistas exiliados que están enfrentando condiciones muy
difíciles para poder ejercer su labor, periodistas que han logrado insertarse
de forma laboral en medios de comunicación 
de Costa Rica, en España, Estados Unidos, otros países  pero que las 
dificultades migratorias que representa un proceso de exilio no han podido
hacer; la alternativa que han encontrado es fundar medios digitales  como Nicaragua Investiga, Nicaragua Actual,
Despacho 505 por citar algunos ejemplos. Y otros medios que han surgido y que
han encontrado en lo digital la oportunidad para no callarse y para seguir
diciendo lo que pasa en Nicaragua.

  • ¿Qué significa el aporte de estos exiliados a la situación interna que vive el país?

Es valiosa
la labor que están realizando, en principio porque el gobierno creyó que
obligándolos al exilio les iba a callar y han demostrado totalmente lo
contrario. Han demostrado que con la ayuda de la tecnología se puede seguir
haciendo periodismo y se puede seguir manteniendo ante la opinión pública la
denuncia o la información constante de las violaciones a derechos humanos que
ha hecho el gobierno de Ortega.

  • ¿Están conscientes que la mayoría de estos medios digitales están trabajando por verdadero amor al arte, como resultado dela crisis? ¿Es un mayor logro esto?

Es
destacable, es memorable como el periodismo nicaragüense ha realizado su labor
haciéndolo prácticamente como dicen por amor a la profesión, por amor al
compromiso que representa el ejercicio del periodismo en nuestro país y por
ayuda, por colaboración de las audiencias que también eso hay que destacar. Es
decir que estamos teniendo audiencias que valoran el compromiso del periodismo
y están apostando para que eso funcione. Es decir, sin el aporte de las
audiencias de Nicaragua Actual o pudiera hacer el trabajo que están haciendo. Y
eso también hay que rescatarlo; hay que ponerlo en el lugar que se merece.

  • ¿Qué lectura se hace de esto? ¿Demuestra que la población si entiende lo que representa el periodismo?

Al menos hay un porcentaje importante de la población que valora el aporte del periodismo a la democracia y que valora que sin la libertad de expresión y la libertad de prensa no puede existir ninguna democracia en un país y, sobre todo, porque somos los medios independientes los que estamos garantizando las voces disidentes, las que no se casan con el discurso oficial.


    Leave Your Comment Here