Siete organizaciones sociales y políticas firman proclama de Coalición Nacional

Siete organizaciones sociales y políticas firman proclama de Coalición Nacional

Pese asedio del régimen Ortega Murillo este 25 de febrero queda integrada la Coalición Nacional

Defensora alerta posibles pretensiones de régimen de mantener en la cárcel a unos doce presos políticos
Presos políticos del nuevo Chipote a huelga de hambre
Los tormentos en las cárceles del régimen, el testimonio de expresos políticos

Con la firma de una proclama de siete organizaciones sociales y partidos políticos de oposición quedó integrada este martes la Coalición Nacional, que el coordinador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Carlos Tünnerman consideró como “la partida de nacimiento”.

La regla de oro será el consenso dentro de la Coalición Nacional, dijo Tünnerman, quien manifestó que la firma de la proclama indica  “el campanazo de salida y el compromiso a seguir unidos” para luego discutir los documentos de base.

Tünnerman  advirtió que no han descartado la demanda por unas elecciones adelantadas, sobre lo que  han insistido y logrado que la organizaciones internacionales  como la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Medellín hablara de elecciones adelantadas.

Y aunque dijo Tünnerman “el tiempo está en contra nuestra por la organización”, mantienen  el reclamo  de elecciones adelantadas y mostró sus esperanzas que como Coalición Nacional van a triunfar, sea antes o después.

Ante la pregunta de una posible negociación con el régimen Ortega Murillo, o posibles elecciones adelantadas Tünnerman dijo que primero deben ser  liberados los presos políticos, el desarme de los paramilitares y el cumplimiento de los acuerdos firmados en marzo de 2019 y advirtió:  “No nos vamos a ir a sentar si no hay plena libertad para los nicaragüenses que puedan expresarse y manifestarse” .

Al tiempo que sostuvo Tünnerman: “este no es momento de candidaturas, no va haber candidaturas hechas a dedo tendrán que ser elegidos en procesos democráticos. No habrá dedazo como en el pasado”.

María Haydeé Ozuna del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), explicó que han avanzado en  un plan de trabajo para pensar en una mesa multisectorial, también en la organización, en las reglas de como funcionará la Coalición y  en las reformas electorales.

La proclama fue suscrita en un local sitiado por alrededor de 14  patrullas policiales y al menos 40 domicilios de líderes de la oposición, que denunciaron les impidió marchar por las calles de Managua y en conmemoración al 30 aniversario del triunfo de la Unidad Nacional Opositora (UNO).

A la Alianza Cívica y Unidad Nacional Azul y Blanco se sumaron FDN, PLC, Yatama, Partido Restauración Democrática (PRD) y el Movimiento Campesino.

Persiste sueño por la democracia

“Treinta años después perseveramos en nuestro sueño de democracia, justicia, paz y libertad, que ha sido cercenada por la ambición desmedida, la sed de poder, la intolerancia, el odio, la represión y la corrupción”, expresa parte de la proclama, que  a su vez apunta: “En abril de 2018, la mayoría de nicaragüenses nos volcamos a la calle en una rebelión cívica para rechazar el desprecio por el medio ambiente, el maltrato a los ancianos, mujeres y niños, el colapso de la seguridad social, la corrupción, la discriminación, el abuso de poder, el nepotismo, el tráfico de influencias y el control de las universidades”.

Y asumen el compromido: “A través de esta proclama nos comprometemos a continuar trabajando en la construcción de una Coalición Nacional plural, incluyente y participativa, con representación democrática, justa y ponderada de todos, donde cada nicaragüense que lucha contra la dictadura tiene un espacio. Nos une la bandera azul y blanco, y para reconstruir Nicaragua es indispensable desterrar la dictadura del poder y de nuestra cultura”. 

Una guerra que no debió suceder

Al momento de la firma de la proclama Luis Fley, por las Fuerzas Democráticas de Nicaragua (FDN), recordó que durante la década de los ochenta estuvieron inmersos en “una guerra sangrienta que nunca debió suceder, si las cosas se hubieran hecho correctas desde 1979”.

Y destacó que tras el triunfo de la UNO en 1990, “la contra fuimos a votar, nos desarmamos y nos fuimos a nuestra casas”. No obstante, actualmente “seguimos enarbolando la bandera de la democracia”.

Y demandó Fley que las muertes ocurridas tras el estallido de abril a la fecha para acá no sean olvidados. “Que los que han muerto no mueran en vano estamos obligados a darle continuidad a esa lucha”, sostuvo Fley.

“Desde abril de 2018, estamos unidos en lucha y resistencia, pese a la represión, los crímenes de lesa humanidad y la persecución. Al igual que entonces, debemos continuar unidos, esta vez de forma organizada, en cada comarca, barrio, municipio, departamento y región. Una organización donde cabemos todas y todos para reconstruir la Nicaragua que tanto anhelamos”, sostiene la proclama.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com