Secretismo un mal que persiste en las instituciones del Estado,  pese a la existencia de la Ley de Acceso a la Información Pública, revela investigación

Secretismo un mal que persiste en las instituciones del Estado, pese a la existencia de la Ley de Acceso a la Información Pública, revela investigación

La política de secretismo con la información pública va en aumento en Nicaragua al tiempo que quienes la solicitan son estigmatizados de alguna manera, concluye una investigación presentada por Transparencia Nicaragua y el Programa Onda Local.

Compra de acciones de Bancorp por parte del Estado “es lavado de dinero”, dice especialista
Hay víctimas porque les violaron sus derechos humanos, que solo los viola el Estado, dice experto
“Nunca la iglesia callará”, así responde rector de Catedral de Managua, Luis Alberto Herrera a campaña de odio contra sacerdotes

La información pública está centralizada y se utilizan canales rigurosos de control que van desde los niveles inferiores, pasan por los ministerios hasta la vicepresidencia.

La investigadora Dayra Valle aseguró que existe un incumplimiento a la Ley de Acceso a la Información Pública y su reglamento en cuanto a la creación y funcionamiento de la Oficina de Acceso a la Información Pública que establece la obligatoriedad de la publicación de la información a través delos medios virtuales.

“La transparencia a través de los mecanismos de acceso a la información permite ver la gestión gubernamental y este es un mecanismo preventivo para la posibilidad de ocurrencia de hechos de corrupción”, explicó Valle.

Valle recordó que el derecho a la información es un derecho humano y facilita el ejercicio de otros derechos. ”Y lo que encontramos es que hay un incumplimiento a la ley de Acceso a la información Pública”, dijo Valle quien mencionó que el artículo 20 señala la gratuidad de la publicación de información e instruye a las instituciones públicas que es lo que deben publicar y que es relativo a los programas, a los servicios ,a los salarios de los funcionarios públicos y empleados públicos así como relativo a las auditorías de la Contraloría de la República, entre otros. Sin embargo este tipo de información no aparece en esas instituciones.

Solo tres instituciones cumplen con la mitad de requerimientos

De 64 instituciones revisadas solo tres cumplen con la mitad de los requerimientos de información establecidos por la Ley 621, de Acceso a la Información Pública, 21 de las mismas publican solo un tercio de la información requerida, otras diez de las mismas no publican ningún tipo de información de obligatorio cumplimiento.

Por otra parte la información en línea la mayoría de los casos está desactualizada, incompleta o poco desglosada. Y las informaciones que publican en su mayoría están relacionadas con servicios que prestan y normas jurídicas, sobre su estructura orgánica, convocatorias a licitaciones o compras, sin embargo, no hay información a quienes adjudican esas licitaciones, programas que ofrecen y trámites y requisitos.

Muchas de las instituciones se limitan también a publicar el organigrama de las mismas, o convocatorias a las licitaciones o compras, pero solo el 41 por ciento de las mismas publica los programas que ofrecen.

Presentó como ejemplo en el sector Educación, cuando buscaron información sobre los paquetes escolares solidarios había muy poca. Pero no tenían evaluaciones de impacto del programa, cantidad de beneficiarios, por departamentos o territorios, que permita evaluar las políticas públicas alrededor de ese programa, explicó Valle.

O en el sector salud cuando buscaron información sobre el programa el amor para los más chiquitos, después de casi ocho años lo que aparecen son cuatro páginas con casi ninguna información, que no permiten hacer análisis. Los servicios y cobros en línea sí aparece en las instituciones o noticias vinculadas al quehacer de los ministros o actividades de la presidencia y vicepresidencia.

Emilio Ortega, de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, manifestó que la Ley es clara, la solicitud debe ser recibida a toda persona que así lo pida en la Oficinas de Acceso a la Información Pública. El ciudadano también debe tener la opción de solicitar la información en línea y muchas páginas web no aparece una dirección de esa Oficina.

Ortega expresó que al ciudadano no le sirve de nada la información política o propagandística como muchas veces aparecen en los sitios web de muchas instituciones públicas.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com