Policía del régimen asedia a manifestantes azul y blanco horas después de acuerdos con Alianza Cívica

Flor Ramírez, minutos antes de ser detenida por la Policía Orteguista – Fotografía: Antonio Ramírez

Vestida de traje folklórico y con sus manos encadenadas llegó al parqueo de Metrocentro doña Flor Ramírez a la protesta denominada Sentada Nacional, como parte de los plantones promovidos por la Unidad Nacional Azul y Blanco.

Ella fue una de las personas capturadas y arrastradas de forma violenta por fuerzas especiales de la Policía Orteguista, como parte de un fuerte despliegue que asediaba los manifestantes y aprovecharon que un grupo ondeando la bandera Azul y Blanco asomó por el portón sur de ese centro comercial.

Los antimotines se lanzaron sobre los manifestantes a quienes tomaron del cuello y los arrastraron hasta las camionetas de patrulla, entre ellas Ramírez, lo que causó momentos de tensión e histeria. Una persona resultó herida en la cabeza.

Un miembro de la PO reaccionó de forma airada en contra del equipo de Acción 10, que brindaba cobertura en ese sitio justo cuando arrastraban a Ramírez, pues alegó que interrumpían su trabajo.

A través de su cuenta de Twitter la Alianza Cívica condenó “la flagrante violación a los derechos de las personas que se habían reunido pacíficamente en Metrocentro y exigimos la inmediata liberación de quienes fueron detenidos ilegalmente. La voluntad se demuestra con hechos”.

Minutos antes Ramírez demandaba a todo pulmón: “¡Libertad para Nicaragua!” “¡Libertad para los presos políticos!”.

Las cadenas con que Ramírez ató sus manos, dijo, representan que “estoy presa en mi país, no me dejan manifestarme, no puedo salir a la calle porque me apresan, así es que estoy presa en mi país y en los lugares que podemos protestar vamos hacerlo y lo seguiremos haciendo para obtener nuestra libertad”.

Los participantes enarbolaron la bandera de Nicaragua, lanzaron globos azul y blanco a la que según los primeros acuerdos de las negociaciones con la Alianza Azul y Blanco el régimen aceptó que respetaría el uso de la Bandera Nacional, así como de manifestación y de movilización, que son derechos constitucionales. Pero menos de doce horas después esos acuerdos han sido incumplidos por la Policía del régimen.

Los manifestantes exigían la liberación de los presos políticos y repetían: “justicia, justicia, justicia” o “de que se van, se van”.

“Basta de represión, basta de censura”, refirió una joven con el rostro cubierto y que portaba las fotografías de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda que este domingo cumplen cien días de secuestro en las cárceles del régimen Ortega Murillo.

También hubo reportes de asedio a las protestas en Galería Santo Domingo mientras en las calles de Managua la PO mantiene un fuerte despliegue, donde paran y requisan los vehículos supuestamente en busca de armas. Uno de los puntos donde está el operativo policial es en las inmediaciones del Colegio Cristo Rey.


Leave Your Comment Here