Policía del régimen agrede a periodistas mientras ejercían su labor

Policía del régimen agrede a periodistas mientras ejercían su labor

El periodista de Canal 12 de televisión, Armando Amaya, sufrió fracturas en el brazo izquierdo, como consecuencia del uso excesivo de la fuerza de parte policías del régimen que lo agredieron cuando este ejercía su labor de informar.

Surge coalición de diversos sectores sociales y gremiales con el movimiento campesino
El uso de alicates, choques eléctricos, golpes y violencia sexual entre las torturas a presos políticos
Nicaragua bajo un estado policíaco expuesto ante sesión extraordinaria del grupo de trabajo del Consejo Permanente de la OEA

El periodista de Canal 12 de televisión, Armando Amaya, sufrió fracturas en el brazo izquierdo, como consecuencia del uso excesivo de la fuerza de parte policías del régimen que lo agredieron cuando este ejercía su labor de informar.

Amaya fue quien resultó más afectado por la agresión entre los periodistas que este miércoles fueron agredidos mientras brindaban cobertura a un piquete exprés, de parte de un grupo de ciudadanos que protestó en Metrocentro.

“Los policías nos golpearon”, explicó Amaya quien señaló que todo fue por despojarles de los teléfonos celulares.En el mismo lugar, un agente policial también agredió al periodista Wilmer Benavídes e intentó destruirle su teléfono móvil.

PCIN demanda cese inmediato de agresiones

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), condenó la agresión y denunció que el ejercicio del periodismo independiente se desarrolla en un ambiente de constantes agresiones físicas, campañas de descrédito, amenazas, acoso e intimidación.

Así como ataques sistemáticos a la libertad de prensa y de expresión hasta la censura a medios de comunicación independientes, lo que dificulta el libre ejercicio del derecho a informar.


PCIN demanda al régimen el cese inmediato de todo tipo de agresión contra periodistas, comunicadores sociales, medios de comunicación independientes, blogueros y fotógrafos.

La Comisión Interameeicana de Derechos Humanos (CIDH) a través de su cuenta de Twitter condenó las agresiones contra Amaya y Benavides e hizo un y llamado al Estado “a investigar con diligencia este ataque a la libertad de prensa y garantizar el trabajo periodístico en Nicaragua, en el marco de las manifestaciones públicas, con plena libertad”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), a través de su cuenta de Twitter también condenó el uso desproporcionado de la fuerza empleado por la Policía en contra de los periodistas y los participantes en el plantón.

PEN Internacional capítulo Nicaragua también denunció el hecho, al tiempo que condenó el injustificado ataque contra Amaya y Benavides quienes cubrían una protesta de manifestantes que reclamaban la libertad de 130 presos políticos.

“Como organización que celebra y, promueve la libertad de pensamiento y de palabra, PEN Internacional le recuerda al Estado de Nicaragua que la Constitución Política obliga a respetar el derecho de los ciudadanos a brindar y recibir información de manera libre e irrestricta”, expresa PEN Internacional

Persiste alto riesgo para periodismo independiente

Un monitoreo de los hechos acaecidos durante el tercer trimestre de 2019 demostró que el ejercicio del periodismo en Nicaragua continúan siendo de alto riesgo, según informe de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que estima que el acontecimiento que “marcó un duro golpe a la libertad de expresión” fue el cierre del medio de comunicación impreso El Nuevo Diario, ocurrido el pasado 27 de septiembre.

El informe observa “un patrón donde predomina la falta de voluntad política” por parte del régimen para garantizar el restablecimiento de las libertades y derechos.

Entre julio y septiembre la FVBCH documenta 328 casos de violaciones a la libertad de prensa, que ha afectado a 56 periodistas y que demuestra que los periodistas siguen siendo víctimas de lenguaje estigmatizante, asedio, intimidación y otras formas de agresiones mientras realizan sus coberturas.

Durante este período ha prevalecido restricciones administrativas que durante un año ha implementado la Dirección General de Aduanas en contra de los medios de comunicación impresa como la retención de tinta y papel.

A su vez, hasta el 30 de septiembre la FVBCH documentaba el caso de 89 periodistas que permanecen en el exilio “como medidas alternativas para salvaguardar sus vidas, dado que se ha recrudecido el acoso y hostigamiento” en contra de periodistas y de medios de comunicación independientes.

Entre los medios de comunicación independiente asediados durante este período destacaron las emisoras, Radio Corporación, Radio Darío y Radio Camoapa.

Igualmente a esta fecha siguen secuestradas por la Policía del régimen las instalaciones de 100 % Noticias y la sala de redacción del medio digital Confidencial y Esta Semana.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com