Pese a la represión “nuestra única defensa es ejercer el periodismo”, desde Nicaragua o desde el exilio”, expresa Carlos Fernando Chamorro en el 173 período de sesiones de la CIDH

Pese a la represión “nuestra única defensa es ejercer el periodismo”, desde Nicaragua o desde el exilio”, expresa Carlos Fernando Chamorro en el 173 período de sesiones de la CIDH

“En Nicaragua se cumple un año de un estado de excepción de facto”, donde el ejercicio del periodismo está en indefensión total, aseguró el dire

Catorce recomendaciones hace la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, en informe sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua
Régimen sigue sin aclarar situación jurídica de presos políticos excarcelados, dice OACNUDH
Régimen Ortega Murillo se anticipa a desconocer una comisión de la OEA para Nicaragua

“En Nicaragua se cumple un año de un estado de excepción de facto”, donde el ejercicio del periodismo está en indefensión total, aseguró el director de Esta Semana y Confidencial, el periodista en el exilio Carlos Fernando Chamorro, durante su intervención en el 173 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Chamorro junto al director de Radio Darío, Aníbal Toruño y de La Costeñísima, Sergio León presentaron ante la CIDH entre otras peticiones medidas provisionales a su favor, medidas cautelares para otros miembros de Esta Semana y Confidencial; así como que demande al Estado de Nicaragua el cese del acoso e intimidación contra periodistas independientes y sus familias, cese la censura a medios independientes, la inmediata devolución de los bienes robados y confiscados de hecho, y el resarcimiento por los bienes destruidos. Igualmente piden garantizar la seguridad e integridad física de los periodistas que están en Nicaragua y de los que retornarán del exilio.

Nuevamente el Estado estuvo ausente durante esa sesión de la CIDH y el comisionado Joel Hernández, señaló “el incumplimiento de sus obligaciones ante la Comisión”. El régimen hizo llegar una nota, en el que alega su ausencia.

Sergio León, indicó que La Costeñísima tiene cobertura en el Caribe Sur, donde el oficialismo cuenta con seis emisores para difundir a propaganda.

“Ser una voz independiente tiene como consecuencia la intimidad amenaza y el asedio”, expresó el director de La Costeñísima quien denunció que el Estado aún no ha investigado amenazas en su contra, mientras “la Policía Policía y civiles armados continúan amenazándome ya asediándome buscan callar mi voz”.
Mientras Toruño dijo que a un año de la quema de la emisora de su propiedad no existe ninguna investigación de ese hecho criminal.

La comisionada Antonia Urrejola expresó que tienen muchas denuncias de hostigamiento y amenazas permanentes contra quienes han sido excarcelados de los presos político. “Nosotros estamos permanentemente denunciando que la situación en Nicaragua no es normal. Lamentablemente la represión, los hostigamientos, las amenazas continúan la falta de un debido proceso, la falta de investigación de los más de 326 víctimas que fueron asesinadas continúa. La falta de acceso a la justicia continúa”, aseguró Urrejola.

En cuanto a la solicitud de medidas provisionales la Relatora para Nicaragua explicó que es un tema que tienen que analizar de acuerdo al reglamento en el pleno de la comisión lo mismo que la solicitud de las medidas cautelares.
Y recordó que de forma reiterada han llamado al régimen en representación del Estado a que cese la represión en general con el pueblo nicaragüense, en particular contra los periodista, así como que cese la censura, devuelva los bienes robados a los medios de prensa y ofrezca garantías para el regreso seguro de exiliados y a excarcelados.

Reiteró el compromiso de la CIDH de seguir con el monitoreo y denuncia de lo que ocurre en Nicaragua donde aseguró “más allá de que ha cesado la represión más brutal”, ha continuado la represión.
La comisionada Margaret May Macaulay, lamentó el resquebrajamiento de las normas básicas y la democracia en Nicaragua, dijo que es de mucha preocupación para la CIDH, estuvo interesada en conocer sobre el estado real del Poder Judicial en Nicaragua, aunque expresó que “está claro que está en entredicho su independencia” y sobre la situación de amenazas y hostigamiento que se practica en contra de las periodistas mujeres.

Chamorro explicó que en Nicaragua la Corte Suprema de Justicia (CSJ) opera como una extensión del partido de gobierno que a su vez es una extensión de la voluntad personalista de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Los juicios como al que fue sometido la periodista Lucía Pineda son políticos y se deciden en El Carmen, sostuvo Chamorro. Pese a la represión “nuestra única defensa es ejercer el periodismo desde Nicaragua desde el exilio”, afirmó Chamorro.

No son hechos aislados

El Relator de Libertad de Expresión, Edison Lanza, por su parte manifestó, que no se trata de hechos aislados contra algunos periodistas independientes sino que se trata de un plan sistemático del régimen para cerrar todos los espacios que habían, que ya eran pocos, en Nicaragua cuando empezó esta crisis de derechos humanos.

Recordó Lanza que la Comisión y la Corte han dicho no se puede ejercer la libertad de expresión si no es posible que los medios sean sustentables y libres de hostigamiento y acoso. Mencionó que de acuerdo a lo descrito por los peticionarios, dan la pauta que existe una serie de acciones por parte del Estado para que los medios no existan.

En tanto el comisionado Joel Hernández destacó que la CIDH ha expresado su preocupación por el cierre de los espacios democráticos en Nicaragua y uno de ellos es el de los medios de comunicación.
A ustedes se les limita en su derecho a la libertad de expresión sino que al pueblo se le restringe el derecho a la información.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com