PCIN denuncia constante persecución contra el periodismo independiente en Nicaragua

PCIN denuncia constante persecución contra el periodismo independiente en Nicaragua

Amenazas de muerte, agresiones, robo y asedio resaltan entre otros los hechos registrados en los últimos días por la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), como parte de la persecución en contra de hombres y mujeres de prensa independientes por parte del régimen.

Tipos de armas utilizadas para reprimir coinciden con armamento propiedad del Ejército, dice mayor en retiro Roberto Samcam
Uno de los tres funcionarios de la Policía sancionados por EE.UU tiene sus orígenes en la Seguridad del Estado
Ningún expreso político en Nicaragua goza de libertad plena pese a llamada Ley de Amnistía, asegura especialista

PCIN repudió estos hechos expresó su temor por la integridad física de los periodistas y demandó el cese inmediato de la persecución, acoso e intimidación, el robo de equipos y de las campañas sucias desde los medios de comunicación de la pareja gobernante.

Señala que a diario el periodismo independiente “están expuestos cada día a grandes riesgos por el accionar criminal de los órganos represivos (parapolicías, paramilitares y fanáticos orteguistas) que la dictadura ha puesto a funcionar desde las revueltas populares de abril del 2018, y que estos aparatos, al margen de la ley, actúan abiertamente con la actitud colaboracionista y de complicidad de la Policía Orteguista (PO)”.

Con esto señala PCIN el régimen trata de evitar que los periodistas lleven la verdad de lo que ocurre en Nicaragua con lo cual cercena así la libertad de prensa, de información y el derecho dela ciudadanía a estar informada.

Entre los hechos mencionados por PCIN resalta el ocurrido el 17 de noviembre en contra de Eduardo Montenegro, periodista y director de Canal de televisión por cable de Matagalpa, Notimat, quien “ha sido objeto de acciones criminales de fanáticos orteguistas, funcionarios y empleados del estado” así como de agentes de la Policía y paramilitares asalariados del régimen Ortega Murillo, a quien además le robaron su cámara de video. También ha sufrido ataques directos con piedras al local en que funciona su medio televisivo lo cual pone en riesgo la integridad física de su personal y de su familia.

También las comunicadoras de Radio Vos y Colectivo de Mujeres de la ciudad de Matagalpa han denunciado una campaña de odio de parte de simpatizantes orteguistas.

Un día antes el periodista de Radio ABC Estéreo del departamento de Estelí, Roberto Mora Cárcamo, fue amenazado de muerte por parte de un reconocido paramilitar, el mismo que el 7 de octubre, junto a otros elementos más, asedió la procesión de la Virgen de Fátima a las afueras y al interior de la iglesia de la ciudad de Estelí.  

Ese mismo día en Masaya la periodista Lidia López, del Diario LA PRENSA, fue objeto de agresión y su teléfono celular destruido por un fanático orteguista mientras ella efectuaba una cobertura. Igualmente, la periodista Tania López, fue asaltada y despojada por paramilitares de su medio con el que realizaba su labor en León. 

El 10 de noviembre, el periodista Geovanny Shiffman, de Artículo 66, fue agredido por un agente de la Policía del régimen mientras transmitía en vivo desde el sector de Los Robles, en Managua.    

Poco antes a inicio de noviembre la Policía agredió en Managua a las periodistas Joselyn Rojas, de Canal 10, y María Gómez, de Artículo 66, mientras daban cobertura informativa para sus respectivos medios de comunicación en Managua. En tanto el periodista Eddy Monterrey, de Radio La Costeñisima en Bluefields, es objeto de constante acoso e intimidación, con la permanente vigilancia en su casa y medio de comunicación por parte de agentes de la Policía y de grupos identificados como paramilitares, mientras que Gema Serrano, periodista de Carazo, ha estado siendo objeto de intimidación y acoso por parte de la Policía.   

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com