Nayib Bukele, llama de “vil ladrón” a Mauricio Funes, nacionalizado por el régimen Ortega Murillo

Tomado de La Prensa Gráfica

Organizaciones defensoras de Derechos Humanos cuestionaron la disposición del régimen Ortega Murillo, de otorgar la nacionalidad nicaragüense al prófugo de la justicia salvadoreña Mauricio Funes, mientras miles de nacionales han sido forzados al exilio.

Para el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), el hecho de que Funes sea prófugo de la justicia, más bien amerita la aplicación del numeral 5, artículo 175 , de la Ley General de Migración y Extranjería que establece la expulsión del residente.

Esta aseveración coincide con expresiónes del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, quien en su cuenta de twitter lo calificó de “vil ladrón” y consideró que al nacionalizarse Funes como nicaragüense, cometió un error porque echa por el suelo su argumento de perseguido político.

“Está claro que él solo está haciendo todo lo posible porque no lo alcance la justicia.Pero como todos sabemos esta, tarde o temprano llega”, advirtió Bukele.

Miles de nacionales forzados al exilio

El Colectivo de Derechos Humanos Nunca +, en el exilio, consideró “indigno” que el régimen acoja a Funes y su familia, buscado en su país por sospechas de corrupción.

“Mientras miles de nicaragüenses hemos sido desplazados por la persecución, desarraigados y separados violentamente de nuestras familias y de nuestras tierras, sin poder gozar de libertad, el gobierno Ortega Murillo, responsable de la feroz persecución y expulsión de la población, premia al mencionado ciudadano sin que tenga el mínimo mérito para obtener la condición de nicaragüense”, expresa ese Colectivo.

En el boletín mensual correspondiente a junio pasado sobre la crisis sociopolítica de Nicaragua la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), estima que más de setenta mil nicaragüenses han huido a la fecha a países vecinos.

El CENIDH que rechaza esta decisión, también apunta que el régimen violenta una vez más las leyes de Nicaragua, pues el trato preferencial para Funes de parte de las autoridades migratorias, contrasta con la deportación ilegal de la defensora de mujeres, Ana Quirós, tras cuarenta años de residir en el país.

El régimen le negó a Quirós el derecho a un proceso administrativo conforme a las leyes de Nicaragua, recuerda el CENIDH.

    Leave Your Comment Here