Meses de acoso e intimidación a defensora de mujeres y activista azul y blanco en los territorios

Meses de acoso e intimidación a defensora de mujeres y activista azul y blanco en los territorios

Asedio permanente por parte de la Policía y paramilitares del régimen sufre la recién elegida integrante del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco y defensora de mujeres Reyna Rodríguez, pese a que desde septiembre de 2018, fue una de las 17 defensoras de derechos humanos beneficiadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con medidas cautelares. “El asedio es porque soy azul y blanco, ellos lo saben muy bien”, sostuvo Rodríguez.

Comité Pro Liberación de Presos Políticos exige plazo de quince días para liberación de sus familiares
Asesinatos en el campo, una expresión del traslado de la violencia política de la zona urbana al área rural
Compra de acciones de Bancorp por parte del Estado «es lavado de dinero», dice especialista

El acoso e intimidación que ha sufrido Rodríguez, alcanzó mayores niveles de violencia cuando el pasado 5 de enero, paramilitares que se desplazaban en una camioneta gris interceptaron a un hijo y un sobrino de esta y les dispararon en un paraje solitario en residenciales cercanos a Ciudad Sandino.

La Iniciativa Mesoamericana de Defensoras emitió una alerta este 8 de enero, en l que presume que la intención era secuestrar a los parientes de Rodríguez e indica que el hecho “coincide con el asedio al que fuerzas policiales y paramilitares vienen sometiendo la casa de la defensora desde hace tiempo, el cual ya hemos denunciado en anteriores ocasiones, y que los días 4 y 5 de enero se intensificó como represalia” por ser electa en el Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco”.

La IM- Defensoras condenó los hechos y exigió al Estado de Nicaragua que investigue y juzgue a los responsables, “ya que la impunidad en estos casos constituye un instrumento más para alentar nuevos ataques e incrementar la persecución y la represión contra activistas y personas defensoras de derechos humanos”. Al tiempo que exige cese del asedio y el hostigamiento contra Rodríguez y su familia.

Hay antecedentes

Rodríguez recurrió este miércoles 8 de enero ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), donde denunció el incremento del asedio que enfrenta desde finales de noviembre por patrullas que se estacionan frente a su hogar, situación que la llevó a buscar refugio en otra dirección. Pero además esta situación mantiene en zozobra a sus vecinos.

En ocasiones anteriores en la casa de Rodríguez, quien por muchos años ha sido integrante de la Red de Mujeres Contra la Violencia y el Movimiento Autónomo de Mujeres, le han dejado pintas con mensajes de “el comandante se queda”, patrullas de la Policía estacionadas de forma casi permanente.

Es más, tras los sucesos de abril del 2018 a Rodríguez la pretendieron vincular a Christian Mendoza, apodado El Viper, en esa ocasión indica , pretendieron apresarla “me tenían un expediente, que trabajaba con el Viper, que el Viper me pagaba a mi para levantar a la gente, para hacer marchas y plantones”.

En la resolución de la CIDH 70/2018, medidas cautelares número 939-18 y 1067-18 emitidas en septiembre 2018, señala que desde el inicio de las protestas en Nicaragua la casa de Rodríguez habría permanecido vigilada con vehículos motorizados de la Policía. Y en mayo de 2018 comenzó una campaña de hostigamiento en su contra a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería. A través de grupos de WhatsApp formados por personas afines al régimen, se habría circulado masivamente un fotomontaje donde aparecía Rodríguez cubierta de manchas de sangre y mensajes amenazantes, además de difundirse la dirección de su casa de habitación.

En esa ocasión la CIDH también señaló, que el 13 de junio de 2018, la Policía y grupos paramilitares habrían capturado a una joven activista de la organización de Rodríguez; luego conoció que su nombre y el de otras activistas, estaba en una “lista negra” que manejaba la Policía, a su vez, conoció en ese entonces que su fotografía era mostrada por la Policía a las y los jóvenes que capturaban, para tratar de vincularla a supuestos actos criminales

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com