Managua amanece cercada por la Policía del régimen previo al acto y marcha de fuerzas opositoras

Ante el anuncio de encuentro entre fuerzas de oposición para conmemorar el 30 aniversario del triunfo de la Unidad Nacional Opositora (UNO) y de marchar por un pequeño trayecto de las calles de Managua, la Policía sitió la capital desde la noche del lunes.

De forma desmesurada el régimen desplegó sus fuerzas de intimidación por las principales vías de Managua en un intento por impedir toda manifestación de la población azul y blanco. Y distintos reportes hablan de retenes policiales por diferentes puntos de las carreteras que conducen a esta ciudad.

Por ejemplo, en el empalme de Nejapa,  detrás de la Plaza El Caracol, Hotel Holiday Inn, frente a la parada de la Universidad Centroamericana (UCA) hay fuerte presencia policial incluso con técnica canina, también en el sector de la Universidad de Ingeniería (UNI), accesos a la Catedral de Managua, Metrocentro.  Igualmente los reportes de la población a través de las redes sociales indican que tanto sobre la Carretera Sur como la Carretera a Masaya hay un fuerte despliegue de la Policía del régimen.

CIDH y OACNUDH instan a respetar derecho a la protesta

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas (OACNUDH) señala que “recibe con preocupación los reportes sobre despliegues policiales intimidantes, frente a los domicilios de varias figuras de la oposición, incluso impidiendo su libre circulación” como es el caso de José Dolores Bandino y Jaime Arellano.

Mientras los reportes de la Alianza Cívica y Unidad Nacional Azul y Blanco señalan que además del secuestro de Blandino y Arellano ha aumentado a 33 casas y un establecimiento los domicilios hostigados por la Policía en las últimas horas.  

A través de su cuenta de Twitter OACNUDH destaca que “ante los actos políticos y de protesta convocados por la oposición este 25 de febrero OACNUDH insta a las autoridades nicaragüenses a cumplir con sus obligaciones de respeto, protección y garantías de los derechos políticos, de reunión pacífica y libertad de expresión”.

Por su parte la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también se pronunció en contra tanto por el secuestro domiciliar de Arellano y Blandino, igual por las medidas que el régimen podría adoptar previo a la marcha convocada para este 25 de febrero.

“A pocas horas de que se realice una marcha opositora en Nicaragua, la CIDH y el MESENI  (Mecanismo de Seguimiento Especial para Nicaragua), recuerdan que convocatorias como estas no deberían motivar la disolución de reuniones políticas pacíficas ni la imposición a sus organizadores de sanciones u hostigamiento”, refiere la CIDH.

Al tiempo que urgió nuevamente al Estado de Nicaragua “A respetar el derecho a la protesta social de los ciudadanos y ciudadanas; a cesar el asedio y persecución de líderes, lideresas, activists y referentes de la sociedad civil”.

    Leave Your Comment Here