Madres exigen la liberación de trece activistas, tras cumplirse más de 48 horas de su secuestro en Masaya


Además de la libertad inmediata de los activistas y de todos los presos políticos, exigen las madres que permitan el ingreso de agua y medicina a los familiares de presos políticos en huelga de hambre.

Una de las madres Martha Flores recordó que el pasado 14 noviembre, alrededor de las 10 de la noche sus hijos decidieron viajar a Masaya cargados de agua en apoyo a madres de los presos políticos y cuando se disponían a regresar fueron apresados.

A la fecha no han sabido de las condiciones en que estos permanecen.

Desde abril del año pasado el régimen no solo criminaliza la protesta social, y defender derechos, sino que también “criminaliza el acto más puro y lleno de amor: la solidaridad”, expresó Tamara Zamora, madre de Amaya Coppens, una de los 13 detenidos de forma ilegal y arbitraria.

El régimen Ortega Murillo le teme a la solidaridad, porque moviliza y convoca, manifestó Zamora.

Las madres tambien expresaron su se solidaridad conlas otras madres en protesta y con el sacerdote Edwing Román.

“A la ciudadanía nicaragüense le decimos que el momento es hoy no es mañana. Hoy son nuestros hijos pero mañana pueden ser los de ustedes. A los dictadores les decimos: que si bien ustedes tienen las armas, nosotros tenemos la moral, eso nadie nos lo va a quitar”, expresan las madres de los 13 activistas.

    Leave Your Comment Here