“Lo que dejamos atrás: huyendo de la represión en Nicaragua”, campaña de Amnistía Internacional a año y medio de iniciada la crisis en Nicaragua

“Lo que dejamos atrás: huyendo de la represión en Nicaragua”, campaña de Amnistía Internacional a año y medio de iniciada la crisis en Nicaragua

Amnistía Internacional lanzó este viernes la campaña “Lo que dejamos atrás: huyendo de la represión en Nicaragua”, al tiempo que advirtió a la comunidad internacional que persiste la crisis de derechos humanos en el país.

Situación confusa en La Modelo, aparentemente tres presos políticos resultan intoxicados
Comité Pro Libertad de Presos Políticos reclama espacio en posible diálogo
Suspensión de abogada María Oviedo por parte de la Corte Suprema de Justicia “es un precedente preocupante”, asegura la CIDH

“La comunidad internacional debe tener claro que la crisis de derechos humanos en Nicaragua, provocada por el gobierno de Daniel Ortega desde abril del 2018, persiste, y que las autoridades no han mostrado ninguna voluntad de garantizar el ejercicio de derechos de la población. Como consecuencia de su estrategia de represión, decenas de miles de personas están en el exilio, incluidas personas defensoras de derechos humanos y periodistas,” dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Amnistía Internacional urgió al régimen Ortega Murillo poner fin a su estrategia represiva, la que mantiene desde el 18 de abril de 2018, y que incluye la implementación de medidas para cerrar, allanar o silenciar a las organizaciones de la sociedad civil y a los medios de comunicación independientes.

La campaña empleará peticiones, eventos y la difusión de información y materiales audiovisuales con testimonios de personas que han huido del país a raíz de la crisis, para denunciar las violaciones a los derechos humanos que continúan ocurriendo en Nicaragua.
Además, incluirá acciones sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas nicaragüenses como Francisca Ramírez, Lucía Pineda Ubau y Vilma Núñez, enmarcadas en la campaña global de Amnistía Internacional “Valiente”.

La dirigente campesina, Francisca Ramírez, se vio forzada a exiliarse en Costa Rica hace más de un año tras recibir serias amenazas. La periodista Lucía Pineda salió a Costa Rica inmediatamente después de ser liberada de prisión en junio pasado, tras casi seis meses de detención arbitraria. En el caso de Nüñez, el régimen ha revocado el registro del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), del cual es su presidenta y sus bienes y activos han sido confiscados desde diciembre. El asedio a la organización ha desembocado en que parte de sus miembros hayan tenido que huir del país.

“Con esta campaña, urgimos al gobierno nicaragüense a cesar la represión, liberar inmediata e incondicionalmente a quienes mantiene en detención exclusivamente por ejercer sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica, y garantizar que las valientes personas defensores y periodistas puedan trabajar en un entorno propicio y seguro, sin temor a sufrir represalias. Seguiremos alzando la voz por el pueblo nicaragüense”, señala Amnistía Internacional

Amnistía recoge datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que indican que más de 68,000 personas han buscado protección en Costa Rica uno de los países con mayor número de solicitudes de asilo de personas provenientes de Nicaragua en 2018.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) también ha señalado que más de cien periodistas y trabajadores de medios de comunicación han tenido que abandonar el país, expresa Amnistía Internacional.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com