“Llevo ese día marcado en mi corazón”: Erika Guevara Rosas en recuerdo a la masacre del 30 de mayo.


En el Día de las Madres y a un año de la masacre perpetrada contra miles de pacíficos manifestantes en una marcha dedicada a las madres de abril, los nicaragüenses recuerdan ese trágico día con misas en memoria de los fallecidos durante la resistencia pacífica.

Ese día, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, recuerda que junto a la defensora de derechos humanos, Bianca Jagger participaban en la marcha como observadoras de derechos humanos.

Te puede interesar: Hay víctimas porque les violaron sus derechos humanos, que solo los viola el Estado, dice experto

“Y lo inconcebible pasó, la marcha fue brutalmente atacada por las fuerzas violentas de (Daniel) Ortega”, señala Guevara, quien desde su cuenta de twitter testimonia: “llevo ese día marcado en mi corazón”.

A un año las familias de las víctimas aún demandan justicia y libertad inmediata de todos los presos politicos.

La lucha que se pierde es la lucha que se abandona

“En este día 30 de mayo quiero ofrecer todos mis homenajes a las víctimas y a las madres que luchan por la justicia en Nicaragua. La lucha que se pierde es la lucha que se abandona”, refiere el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao.

En la iglesia de San Miguel, Masaya familiares de los asesinados y de presos políticos realizaron un plantón posterior a la celebración religiosa. Igual, la misa celebrada a las 7:00 a.m en Catedral Metropolitana de Managua fue para honrar a las madres de los asesinados a partir del 18 de abril del 2018 y de presos políticos.

Durante la misa, el párroco Edwin Román, leyó un tuit escrito a la distancia por el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, dirigido a las “¡Madres heroicas de Nicaragua! Madres sufridas, madres que lloran, madres a quienes les asesinaron a sus hijos, los tienen desaparecidos, presos o exiliados, lloro con ustedes y rezo por ustedes”.

“Sus hijos han fecundado la historia de nuestra patria, les abrazo con el corazón”, les expresa Báez.

Lo que dijo el GIEI

En su informe el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI), señala que para muchos medios de prensa y organismos de Derechos Humanos, “la marcha de las madres ocurrida en Managua el 30 de mayo de 2018, significó una de las movilizaciones más grandes en la historia reciente de Nicaragua”.

La marcha fue convocada bajo la consigna: “Nicaragua se une para exigir justicia” y cientos de miles de personas acompañaron a las madres de abril.

“El mismo día en que el Estado de Nicaragua suscribía el acuerdo para la conformación del GIEI, una sucesión de ataques perpetrados contra la marcha, que transcurría pacíficamente, arrojaba un saldo de ocho víctimas fatales -seis manifestantes y dos simpatizantes del gobierno- que murieron en circunstancias que aún deben ser esclarecidas”, señala el GIEI en su informe.

Puedes leer también: Asedio y amenaza a nueve días de excarcelación de hermanos presos políticos.

Ese día los medios de comunicación reportaron también asesinatos en Chinandega, Masaya y Estelí con los que sumaron 16 muertes.

El ataque a la marcha en Managua fue el evento analizado por el GIEI “que más asesinatos contempla en un mismo episodio”.

En el caso particular de la marcha de las madres de Managua, el escenario principal fue nuevamente la zona del Estadio Nacional y la Avenida Universitaria Casimiro Sotelo, donde se encuentra la entrada principal de la Universidad de Ingeniería (UNI), indica el informe de los expertos.

“Los testimonios obtenidos por el GIEI señalan la existencia de francotiradores. En los vídeos analizados se aprecian acciones combinadas entre civiles armados y miembros de la Policía Nacional, todos ellos portando armas de fuego, inclusive armas de guerra”, refiere el GIEI.

Las agresiones estuvieron dirigidas hacía la marcha y provenían desde la zona próxima al Estadio Nacional, pero también circularon relatos que señalan ataques desde las Lomas de Tiscapa, ubicadas al final de la Avenida Universitaria.

Y aunque el GIEI pudo observar imágenes de cuatro manifestantes portando armas de fuego, destaca que “las imágenes disponibles analizadas muestran una fuerte desproporción en el uso y en la presencia de armas de fuego, por parte de las fuerzas de seguridad y personas de civil actuando bajo su coordinación”, mientras los manifestantes estaban en fuerte inferioridad de condiciones, mayoritariamente sólo con morteros caseros.

En este caso, todas las muertes ocurrieron en una franja horaria delimitada entre las 4:00 p.m, y las 6:00 p.m, “y como en los otros eventos analizados, los muertos caen alcanzados por disparos de arma de fuego en cabeza y tórax”.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), expresó su solidaridad con las madres de abril y llamó a las autoridades a garantizar el derecho de manifestarse de forma pacífica, ” en recuerdo de sus seres queridos que perdieron la vida durante las protestas de 2018″.

Sin embargo, desde tempranas horas de este jueves, la Policía del régimen desplegó un amplio contingente en las calles cercanas a la Catedral Metropolitana de Managua donde fue anunciada una misa de recordatorio a las víctimas.


    Leave Your Comment Here