El agua que fue transformada en tráfico ilícito de armas por los operadores de justicia del régimen Ortega Murillo

El agua que fue transformada en tráfico ilícito de armas por los operadores de justicia del régimen Ortega Murillo

“¡Que pase el agua!” coreaban participantes en la vigilia por una Navidad sin presos políticos en Nicaragua , que de forma paralela a la audiencia inicial en los Juzgados de Managua en contra 16 jóvenes de la denominada banda de Los Aguadores, fue desarrollada en Carretera a Masaya

Es imperativo que en una sociedad no existan acciones de represión y persecución, mensaje de los obispos a los nicaragüenses
Régimen castiga a Yubrank Suazo y lo manda al Infiernillo
“Nicaragua es de todos los nicaragüenses, no solo de ustedes”, le dice monseñor Silvio Báez al régimen

Una hora antes de la audiencia fijada en reprogramación a las 5:00 p.m, de este sábado fueron desplegadas las fuerzas antimotines alrededor de los Juzgados de Managua.

La audiencia fue celebrada prácticamente en horas de la noche y se extendió en horas de la madrugada de este domingo.

Les detuvieron por llevar agua a las madres en huelga de hambre en la iglesia San Miguel en Masaya, pero los jóvenes fueron acusados por ser presuntos autores del delito de tráfico ilícito de armas.

Ellos responden a los nombres de Ivania Álvarez Martínez, Melvin Antonio Peralta Centeno, Marvin Samir López Ñamendiz, Amaya Evan Coppens Zamora, María Margarita Hurtado Chamorro, Neyma Elízabeth Hernández Ruiz y Jesús Adolfo Teffel Amador.

También fueron acusados Derlis Francisco Hernández Flores, José Dolores Medina Cabrera, Atahualpa Yupanqui Quintero Morán, Wendy Rebeca Juárez Avilés, Olga Sabrina Valle López, Wilfredo Alejandro Brenes Dominguez, Roberto Andrés Buchting Miranda, Jordan Irene Lanzas Herrera y Hansell Amaru Quintero Gómez.

Según los defensores, la audiencia se extendió porque previo a la celebración de la misma, fueron presentados un incidente de nulidad por inobservancia a la Constitución y al debido proceso, un recurso de reposición y la solicitud de un sobreseimiento por la atipicidad. Sin embargo, el judicial declaró sin lugar las tres peticiones, mantuvo la prisión preventiva y programó audiencia de juicio para el 30 de enero del 2020 a las 10:00 a.m.

Igual los defensores entre ellas Carla Sequeira alegaron que “no hay elementos probatorios que determinen el tráfico ilícito de armas”.

El agua es un derecho

Mientras en la vigilia los asistentes coreaban: “el agua es un derecho, no es un delito”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) condenó la acusación que criminaliza a los jóvenes y exigió su inmediata liberación.

“El CENIDH rechaza este proceso judicial viciado en contra de los 16 jóvenes que lo unico que hicieron fue mostrar subsolidaridad”, denuncia el CENIDH a través de su cuenta de Twitter.

Señala el CENIDH que una vez más ha quedado expuesta la parcialidad del juez y de la Policía asi como la falta de pruebas de la Fiscalía.

Ocho son mujeres

En un manifiesto los familiares denuncian que 161 personas, entre ellas ocho mujeres, están encarcelados por la dictadura Ortega Murillo donde sufren todo tipo de abusos, agresiones y padecimientos que lesionan su integridad y que hacen peligrar su vida.

“Nuestras hijas e hijos, hermanos y hermanas, padres y madres, son prisioneros por pensar diferente, por pretender ejercer su derecho constitucional a la protesta, por tratar de ejercer su libertad de expresión y hasta de religión”, indica el documento.

Refieren que en su mayoría fueron secuestrados de sus casas, lugares de trabajo o cuando participaban en actos de solidaridad o protesta. Fueron llevados mediante el uso de violencia de fuerzas policiales y paramilitares, en muchos casos sus pertenencias fueron robadas y sus medios de trabajo han sido destruidos.

“La Policía ha inventado delitos, sembrado drogas y armas; los fiscales han armado causas ilegales y basadas en mentiras y falsedades; los jueces han actuado al margen de la ley, ejecutando la orden de condenar a nuestros familiares. El Chipote y el sistema penitenciario han sido verdaderos centros de torturas y vejaciones”, denuncian los familiares de los presos políticos que exigen la liberación inmediata e incondicional de la totalidad de las presas y presos políticos.

También demandan que el régimen cese en su política de tener rehenes, así como de hostigar y acosar a los excarcelados y a sus familiares.

“Las capturas y secuestros deben terminarse en Nicaragua”, exigen los familiares de los presos políticos que anuncian que permanecerán movilizados, activos y en protesta cívica en todo el país y convocan al pueblo de Nicaragua a sumarse la campaña para lograr una Navidad sin ninguna presa, ni preso político.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com