Doctor Álvaro Ramírez: La circulación en calles y visitas casa a casa deben “parar ya”

Doctor Álvaro Ramírez: La circulación en calles y visitas casa a casa deben “parar ya”

El doctor Álvaro Ramírez estima que la transmisión de los casos de COVID-19 empezarán a subir exponencialmente en Nicaragua, a partir de esta semana o de la próxima semana, por lo que Insistió en la importancia del aislamiento social.

El secretismo de los operadores de justicia en algunos casos relacionados con narcotráfico y crimen organizado en Nicaragua
Fuerte reclamo de líder campesina a Alianza Cívica
Ortega superó a Somoza en la saña contra un pueblo desarmado, dice sobreviviente de ataque a Masaya

La circulación en las calles y las visitas casa a casa “tienen que parar ya”, advirtió el epidemiólogo Álvaro Ramírez, quien consideró que con las movilizaciones “se está haciendo una diseminación del virus”.

Además que estima que la transmisión de los casos de COVID-19 empezarán a subir exponencialmente a partir de esta semana o de la próxima semana, por lo que insistió en la importancia del aislamiento social.

En un en vivo realizado desde Irlanda a través y en un esfuerzo coordinado por la Unidad Nacional Azul y Blanco, Ramírez expuso que la situación es muy seria porque el nivel de neumonía que podemos tener será la primera causa.

“En Nicaragua pareciera haber una negación y una falta de vista de la realidad”, manifestó el especialista tras referir que el nivel de transmisión del COVID-19 “es horrorizante” y “en Nicaragua no lo hemos visto nunca”.

Tras referir: ” Este volumen de muertos que produce esta enfermedad en cuidados intensivos es realmente frustrante”. El impacto del COVID-19, ejemplificó Ramírez con que “es más fuerte que el Mitch y más fuerte que la guerra”.

Sobre el progreso del virus tras un caso confirmado, según la explicación esto varía, pues mencionó como ejemplo que en Italia después de siete días de confirmado el caso ocurrió el primer muerto, en España fue diez días después y en Francia fue doce días después. Y luego surgieron los brotes.

“Es una guerra silenciosa”, indicó Ramírez, quien mencionó que cuando el sistema de salud no está bien organizado para atender este tipo de pandemia, la recuperación va a ser menor, mientras la mortalidad será mayor.

Y a una pregunta sobre lo que aseguran médicos del Ministerio de Salud (MINSA), en cuando a que mientras no hay síntomas no hay contagio el especialista respondió que “esa es una falsa sensación de seguridad”.

Sobre el caso número dos

Ramírez también abordó el caso número dos confirmados en Nicaragua, basado en lo que dijo a través de un Facebook Live, una empleada del afectado.

Señaló que a la gente que esta persona estuvo arreglándole el cabello mientras él estaba tosiendo constantemente, “esa gente puede estar infestada aunque no tenga los síntomas”.

Este lunes la titular de Salud, Carolina Dávila, dijo a los medios oficialistas que hasta la fecha se mantienen dos casos positivos confirmados en el país. “Hay seis personas que han tenido contacto con el paciente número dos y a estos los tenemos en seguimiento responsable”, mencionó.

Igual el Centro de la Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), en su monitoreo sobre Nicaragua registra únicamente los dos casos confirmados que reconoce oficialmente el régimen.

En total en la región el último monitoreo hasta la noche del lunes indica que en Centroamérica y República Dominicana se registran 806 casos positivos, de esos doce han fallecido.

El virus entra por los ojos, por la nariz y por la boca si ponemos las manos en contacto con la superficie, por ejemplo en las botellas de agua el virus puede permanecer entre seis a ocho días.

Señaló que en dependencia de la cantidad de virus que contamina a una persona así de rápida se infecta la persona, pues dijo entre más virus así se reproduce.

Y los síntomas pueden ser los de una gripe o un catarro normal, mocosidad, carraspera en la garganta ,y la persona debe quedarse en la casa, puede tomar 500 miligramos de acetaminofén cuatro veces al día, y rehidratarse hasta que el catarro pase. Pero si es tos seca, en ese momento hay que buscar como ir al hospital. Entre más rápido se atendida la persona mejor, dijo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com