Asedio, hostigamiento y vigilancia en contra de expresos políticos y opositores parece no tener fin en Nicaragua

Asedio, hostigamiento y vigilancia en contra de expresos políticos y opositores parece no tener fin en Nicaragua

Poco después que el profesor Juan Bautista Guevara fue excarcelado el 27 de febrero de la Galería 300 donde permaneció encerrado en La Modelo, la Policía del régimen instaló sus patrullas frente a su domicilio en Ticuantepe, como que se trasladó “el sistema sanguinario a mi casa”, denunció desde la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), donde aseguró que el asedio constante que sufre es insoportable pues “no me dejan tranquilo”.

Diferentes organizaciones expresan su rechazo a la llamada ley de amnistía que impide acceso a la justicia
Primeros acuerdos pero aún hay “líneas rojas” según miembro de la Alianza Cívica
Más voces exigen libertad inmediata de los periodistas secuestrados Lucía Pineda y Miguel Mora

“Es un acoso con mi familia y para mi persona creo que es un problema que se ha profundizado para todos los presos políticos, pero yo vengo a denunciar acá (…) porque ya es demasiado el problema, porque uno está con tantos problemas, problemas económicos, problemas de salud (…) llegan todos los días a asediarme me toman fotos, me toman videos, agarran los barrote del portón cargan las Aks, es constate el acoso”, denunció Guevara.

Tras estimar que posiblemente el régimen pretende que todos los expresos políticos “huyamos de Nicaragua” sin embargo, recordó que no han cometido ningún delito.

Últimamente llegan camionetas particulares “de esas que les llaman escuadrones de la muerte”, que han llegado junto con los policías, aseguró Guevara quien recordó que no puede dejar su casa por tanto no puede trabajar, por lo que en un inicio llegaban estudiantes a su vivienda donde impartía clases particulares, pero ante el asedio constante los padres de familia por temor optaron por retirar a sus hijos.

La abogada de la CPDH, Verónica Nieto señaló que con esto le han arrebatado la paz a Guevara, pues el asedio es tanto de día como de noche, por lo que consideró el profesor enfrenta “un riesgo inminente”.

El asesor legal de la CPDH, Pablo Cuevas, expresó que las autoridades al más alto nivel utilizan a la Policía para someter a los ciudadanos a un control estricto. Mencionó que han recibido denuncias similares de unos ochenta expresos políticos que hablan de este tipo de vigilancia sobre asedio.

“Llegan una cantidad de patrullas, se parquean encienden sirenas, o civiles motorizados en vehículos sin identificación. A veces no solo en contra de expresos políticos sino de ciudadanos que han mantenido algún tipo de liderazgo durante las protestas”, aseguró Cuevas, quien recordó que las acciones policíacas “no abonan a la paz social”.

El expreso político Óscar Danilo Rosales Sánchez, denunció a través de Radio Universidad que este martes fue secuestrado y torturado por paramilitares en Masaya, cuando en este departamento fue suspendido el fluido eléctrico. Y posterior lo dejaron en libertad.

Exclusión para expresos políticos

La expresa política Tania Muñoz, denunció que después que hace un mes un hijo suyo sufrió fiebres altas a causa del dengue, su familia fue visitada por el director del centro de salud de Niquinohomo, para asegurarles que hay atención médica para todos, pese a que en un momento que pasaron fumigando el mismo funcionario dio la orden que “no entraran a la casa de mi marido donde yo habitaba, porque las paredes estaban manchadas y ahí vivía una golpista”.

Además hace un mes ella reportó el caso de su hijo que estaba grave por el dengue a personal médico de salud de ese centro cuando pasaron abatizando por la vivienda, pero no lo quisieron atender.

“Ahora dicen que ya hay atención médica para todos cuando eso lo debieron hacer antes cuando yo lo necesité y casi se muere mi hijo. Después de un mes me viene a hablar de constitución, que hay atención para todos que no hay diferencia de nada”, sostuvo Muñoz.

CIDH sigue asedio

En el boletín mensual correspondiente a septiembre pasado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), indica que continúa documentando el asedio y persecución selectiva a personas opositoras en Nicaragua.

“Los principales patrones consisten en pintas con mensajes amenazantes en sus casas. Como parte de este asedio, también se reporta el allanamiento de viviendas. Al mismo tiempo, continúan nuevas detenciones de personas opositoras”, señala la CIDH en su boletín mensual, que también refiere que el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), verifica actualmente información sobre denuncias de desaparición forzada de tres personas, en el contexto de la crisis.

La CIDH destaca que “siguen sin reportarse investigaciones imparciales y oportunas sobre las circunstancias del fallecimiento de las víctimas de la represión estatal en el contexto de la crisis. Los asesinatos de campesinos, en 2018 y 2019, continúan sin investigarse, mientras que la sociedad civil denuncia varios de ellos como resultado de la acción del Estado. Lo anterior en el contexto de la dictación de una Ley de Amnistía cuyo contenido, tal como ya lo señaló la CIDH en un comunicado público, por su contenido ambiguo, podría promover la impunidad”.


COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com