Alianza Cívica propone un decálogo para la unión por Nicaragua de todas las fuerzas políticas y sociales

Alianza Cívica propone un decálogo para la unión por Nicaragua de todas las fuerzas políticas y sociales

Un llamado a la unión y a la búsqueda del consenso en Nicaragua hizo este lunes la Alianza Cívica por la Justicia y la democracia, para lo cual prese

Fuerte despliegue policial no pudo frenar expresiones de protesta
Hija de Eddy Montes introduce denuncia en la Fiscalía contra funcionarios del SPN
Las recapturas de excarcelados, la nueva modalidad utilizada por el régimen para mantener la zozobra

Un llamado a la unión y a la búsqueda del consenso en Nicaragua hizo este lunes la Alianza Cívica por la Justicia y la democracia, para lo cual presentó un decálogo como propuesta.

A través de un comunicado la Alianza Civica insta a los diferentes actores del país, movimientos sociales, partidos políticos, organizaciones y colectivos, entre otros, “a sumarse a esta propuesta de acuerdo de país y a dar sus aportes para afianzar una unión sólida, cohesionada y duradera. El momento es ahora. La Unión hace la fuerza”.

El presidente de la Alianza Cívica, Carlos Tünnerman, recordó que como Alianza siempre han insistido en elecciones adelantadas. Y advirtió que el problema de Nicaragua únicamente podrá resolverse “mediante acuerdo político”.

Tünnerman es del criterio, que una vez se obtengan reformas electorales, bien puede convocarse a elecciones para finales de 2020.

El abogado José Pallais explicó, que la visión como Alianza Cívica es una “unidad sin exclusiones”, pues están conscientes que “esta lucha es de todos”.

“Todos debemos construir Nicaragua”, dijo Pallais quien señaló que es por ello que se debe promover un proceso electoral con consenso y unidos con un programa de gobierno y propósito buen definido.

Tünnerman también resaltó, que actualmente no se trata de excluir sino de unir, pues Nicaragua no enfrenta un problema de izquierda o de derecha, sino que entre dictadura y democracia.

“Esta unión, debe erradicar para siempre los problemas que han llevado a Nicaragua, después de casi doscientos años de vida independiente, a la situación actual de dictadura, violaciones de derechos humanos, atraso institucional y pobreza”, indica la Alianza Cívica en su comunicado.

Y señala que esto implica, un cambio en la forma de hacer política.

“Esta Unión, no será una coalición electoral, diseñada para una contienda específica, sino una Unión basada en un acuerdo de país que una vez logrado el triunfo electoral, perdure indefinidamente y camine por una senda trazada de reformas políticas, sociales y económicas. Esta senda de reformas, previamente consensuadas, evitarán que los nuevos gobernantes se desvíen de la voluntad popular y el consenso nacional, como ha sido en repetidas ocasiones”, expresa la Alianza Cívica.

Refiere la Alianza que la lucha debe ser “contra una dictadura culpable de crímenes de lesa humanidad documentado por varios organismos de derechos humanos”. Las que han sido cometidas contra liberales, conservadores, renovadores, socialcristianos, socialdemócratas, religiosos, independientes, pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos y en contra de sandinistas.

Por tanto plantean que “la Unión deberá acoger por igual y sin sectarismos las diferentes expresiones que conforman el espectro sociopolítico nicaragüense, sin recriminaciones del pasado -pero sin olvidarlo, con humildad y dejando a un lado las diferencias a favor de un bien común mayor”.

Este es el decalogo.propuesto por la Alianza Civica por la Justicia y la Democracia

No reelección, ni caudillismo.
Estado de Derecho. Independencia de los poderes del Estado. Sistema judicial independiente e imparcial. Rescate de la soberanía nacional y derogación de la Ley 840 y la Concesión canalera.
Sistema electoral independiente, transparente, con irrestricta observación nacional e internacional.
Verdad, justicia, reparación, garantía de no repetición y no a la impunidad a los crímenes de lesa humanidad.
Una profunda reforma a la Policía Nacional y la garantía de un Ejército Nacional que cumpla su papel constitucional con rigor.
Irrestricta participación política de los ciudadanos, sin discriminación alguna. Autonomía universitaria plena, regional y municipal.
Guerra frontal a la corrupción y a la impunidad.
Política social enfocada en los más necesitados, pobres y vulnerables, sin preferencias ni clientelismos partidarios.
Respeto a la propiedad privada y una economía de mercado, moderna, competitiva, responsable con el medio ambiente y con oportunidades para todos.
La continua construcción de un consenso nacional para reafirmar la voluntad conjunta de convivir en paz y justicia respetando las diferencias políticas, religiosas, culturales y étnicas, de género, o preferencias de cualquier índole.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com