Alegato de injerencismo no impidió resolución en Asamblea General de OEA


28 junio, 2019

La posición de injerencismo que alegó el representante del régimen Ortega Murillo, Valdrack Jaentschke ante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), no impidió que fuese aprobada la resolución para Nicaragua, que establece un plazo máximo de 75 días para observar resultados efectivos.

El argumento de Jaentschke, fue rebatido por el delegado de Venezuela que le recordó que esto es lo que ha ocurrido con los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro con otros países de las Américas, “que de alguna manera quieren tapar el sol con un barril de petróleo o con dinero fresco”.

“Hemos presenciado nuevamente otro ejercicio de injerencia de un grupo de países que forzaron durante todo este día esta votación”, expresó Jaentschke.

El representante orteguista, alegó que las representaciones buscan utilizar ese foro “para promover la desestabilización interna amenazando con la imposición de medidas y sanciones, con el único propósito de alimentar políticamente a sectores internos vinculados al intento de romper el orden constitucional a través del derrocamiento violento al gobierno legítimo de Nicaragua”.

“Injerencia es lo que hizo el régimen de Maduro y Chávez con toda América, en el caso de Nicaragua casi diez mil millones de dólares, que hoy deberían estar destinados a alimentar y a curar a los venezolanos, fueron dados a Nicaragua y con tal nivel de corrupción que fueron dados casi de manera personal al señor (Daniel) Ortega en el caso de Nicaragua, eso si es injerencia mezclado con corrupción”, dijo el representante de Venezuela.

Lo que establece la resolución

La resolución La situación en Nicaragua, fue aprobada con 20 votos a favor, cinco en contra, ocho abstenciones y una ausencia.

La misma insta al régimen a continuar una negociación efectiva con la Alianza Civica y al cumplimiento de acuerdos, permita el ingreso al país a los mecanismos internacionales de derechos humanos.

También instruye al Consejo Permanente de la OEA a que nombre una comisión para que “en el marco del articulo 20 de la Carta Democrática Interamericana realice gestiones diplomáticas al más alto nivel para procurar una solución pacífica y efectiva a la crisis política y social en Nicaragua”.

Esa comisión debe rendir un informe en un plazo máximo de 75 días, luego el Consejo Permanente deberá adoptar las medidas necesarias y “si es el caso la convocatoria a una sesión extraordinaria de la Asamblea General”.

Silencio de trece países

A los delegados de Brasil y Colombia, les llamó la atención que la Asamblea General no haya emitido una resolución en consenso y más bien haya contado con el silencio de trece países.A criterio del delegado de Brasil fue “una falta de respeto”, para las 326 víctimas y al sufrimiento del pueblo de Nicaragua.

“La votación que acabamos de realizar en nuestra opinión será histórica, es un momento que requiere una profunda reflexión sobre nuestra organización, es un momento en el cual la OEA fue incapaz de pronunciarse con una voz única, contundente responsable y solidaria con una crisis tan grave en nuestro contundente”, manifestó el delegado de Brasil.

Persiste la represión

El representante de Estados Unidos, Carlos Trujillo, por su parte recordó que en Nicaragua aún se vive un ambiente de represión e intimidación, donde todavía hay presos políticos.

“Colegas hemos venido estudiando la situación de Nicaragua durante 15 meses y este es el momento de actuar. Todos esperamos que encontremos soluciones políticas a través del diálogo pero el gobierno lo ha obstruido en todo momento y no ha mostrado genuina buena fe y únicamente ha jugado con el tiempo”, sostuvo Trujillo.

El representante de Estados Unidos instó a reconocer que el régimen de Ortega viola “todos los elementos esenciales de la democracia, de las elecciones libres, de la separación de poderes y el derecho como se articula en el artículo 3, de la Carta Democrática Americana. No hay duda que ha habido una alteración no constitucional que deteriora el orden democrático en estado miembro como se establece en el artículo 20”.

Trujillo dijo que cuentan “con montañas de evidencias” de esta situación, por lo que instó a la OEA que evalúe a fondo el artículo 21, “para suspender a Nicaragua debido a la crisis severa que está viviendo ese país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related