Ahora Portada

A pesar del acoso y la criminalización persisten las protestas en Nicaragua


Pese a que hace un año el régimen Ortega-Murillo criminalizó la protesta ciudadana con la intención de aplacar el descontento social, las expresiones de protesta para exigir justicia para las víctimas de la represión, liberación de los encarcelados, el cese de la represión y el adelanto de las elecciones, se ha mantenido.

“A la fecha, continúa activa la estrategia estatal de ocupación de espacios públicos, las detenciones arbitrarias y la prohibición de manifestaciones, a como ha señalado la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos). Esto ha ocasionado que entre enero y septiembre de 2019 se contabilicen 286 manifestaciones, cifra que es inferior en 86 por ciento en comparación al mismo periodo de 2018, cuando se realizaron 2,029 manifestaciones”, detalla el Informe de Contexto Institucional de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES).

De acuerdo a un monitoreo realizado por el Observatorio de las Protestas, la cantidad de manifestaciones realizadas durante el 2019 ha variado mucho en cada uno de los meses. En marzo, cuando recién se había instalado la segunda etapa de la mesa de negociación, entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) y el régimen de Daniel Ortega, alcanzó el punto más alto al registrar 78 expresiones de protesta.

“Entre enero y septiembre de 2019… las principales demandas en las manifestaciones han sido: exigir respeto al derecho de libre manifestación; demandar democratización y justicia; reclamar justicia por la muerte del preso político Eddy Montes y libertad para todos los detenidos en el contexto de las manifestaciones pacificas; dar a conocer la situación de derechos humanos en el país y la necesidad de reformas electorales; denunciar y rechazar la criminalización del trabajo de abogados y defensores de Derechos Humanos; y solicitar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana”, detalla el informe de FUNIDES.

Aprovechan fiestas patrias para protestar

En septiembre por conmemorarse un año más de la independencia de los países centroamericanos, tanto la ACJD como la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) realizaron una serie convocatorias para manifestarse mediante distintas actividades, entre ellas el pitazo nacional, banderazo nacional, piquetes exprés, entre otras.

Además, la ACJD y la UNAB convocaron a una marcha que pretendían realizar el 21 de septiembre en memoria del asesinato del estudiante Matt Romero. Los organizadores anunciaron cuatro puntos de salida para la marcha, que ante el acoso policial y de grupos para-estatales no pudo realizarse. En su lugar, se registraron varias concentraciones en distintos puntos de Managua que dejaron un saldo de al menos dos personas lesionadas por artefactos disparados por agentes de la Policía Nacional.

El informe de FUNIDES también detalla que “en cuanto al tipo de manifestaciones realizadas en el año (2019), la mayoría ha sido mítines o concentraciones con el 46 por ciento, seguido de declaraciones públicas que representan el 17 por ciento y las reuniones con autoridades el 13 por ciento.

“El incremento en las manifestaciones de 2018 ocurrió́ en la región del Pacífico y posteriormente se extendieron a todo el territorio nicaragüense. Sin embargo, durante 2019, las manifestaciones se han concentrado en las regiones Centro y Pacífico del país, principalmente en Managua”, expone el informe.

Mantienen presión internacional

Adicionalmente, a más de dos meses de que el régimen Ortega-Murillo anunciara la suspensión de la negociación que mantenía con representantes de la ACJD, también se ha mantenido la presión a nivel internacional a través del trabajo de diversos organismos regionales y mundiales.

Como consecuencia de estas presiones, existe el riesgo de un incremento en la aplicación de sanciones a funcionarios del Gobierno de Nicaragua de parte de los Estados Unidos. La Unión Europea (UE), también ha anunciado la posible aplicación de sanciones.

Además, El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha nombrado una Comisión Especial de Alto Nivel para Nicaragua que tiene la misión de realizar gestiones diplomáticas para contribuir a una solución pacifica y eficaz de la crisis en el país”, señala el informe de FUNIDES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X