A la vista nuevas sanciones de Estados Unidos para allegados al régimen Ortega Murillo

A la vista nuevas sanciones de Estados Unidos para allegados al régimen Ortega Murillo

Nuevas sanciones a otros funcionarios del régimen Ortega Murillo podrían ser aplicadas por el Gobierno de Estados Unidos, adelantó el embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin Sullivan, durante su primer encuentro con la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

El asedio es constante para periodistas que laboran en el norte nicaragüense
PCIN denuncia constante persecución contra el periodismo independiente en Nicaragua
Carlos Fernando Chamorro retorna a Nicaragua tras varios meses de exilio

Nuevas sanciones a otros funcionarios del régimen Ortega Murillo podrían ser aplicadas por el Gobierno de Estados Unidos, adelantó el embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin Sullivan, durante su primer encuentro con la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

Estados Unidos también ha implementado nuevos mecanismos de sanciones en virtud tanto de la Orden Ejecutiva del Presidente del noviembre pasado, como de la Nica Act, explicó Sullivan.

“Tal como ocurrió en Venezuela, se espera que su implementación continúe y se amplíe para incluir a más individuos, entidades e instituciones, hasta que se alcancen los objetivos establecidos en la Nica Act y la Orden Ejecutiva de noviembre del 2018”, dijo el diplomático.

Hasta ahora 12 personas, entre funcionarios y allegados al régimen y un banco han sido sancionados por Estados Unidos, por estar implicados en corrupción y violación a los derechos humanos de los nicaragüenses.

Según indicó con estos esfuerzos buscan que el régimen ponga fin a la represión y aborde las demandas legítimas para reformas democráticas.

Y las sanciones, tienen la intención de responsabilizar a los individuos señalados como autores de graves violaciones a los derechos humanos y otros abusos.

Persiguen el fin de la represión

La política de la administración Trump busca promover el fin a la represión, restaurar el pleno respeto a los derechos humanos y el Estado de Derecho y apoyar elecciones anticipadas, libres y justas, “como la mejor manera de resolver la crisis sociopolítica de Nicaragua”.

“Estos mismos criterios fueron consagrados en la Nica Act (Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua), aprobada por unanimidad en ambas cámaras a finales de 2018. Y, permítanme decirles, ¡la aprobación unánime no es algo que ocurra muy a menudo en Washington en estos días!”, apuntó el diplomático.

Tras señalar: “Visité Washington a principios de este mes y puedo confirmar que el compromiso de Estados Unidos con estos objetivos, tanto en el Congreso como en el Poder Ejecutivo, se mantiene más fuerte que nunca.

Recordó que Estados Unidos también ha apoyado la reanudación de las negociaciones entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica en la que sigue creyendo. Pero aclaró, su país las continuará apoyando “solo si sirven como una forma de lograr soluciones reales en tiempo real”.

Refirió que aunque no estuvo en Nicaragua durante el período más violento de la crisis, “experimenté algo así como una sensación de pérdida personal cuando el ciudadano estadounidense Eddy Montes fue asesinado, bajo custodia en La Modelo”, cuyas circunstancias de su muerte aún no han sido esclarecidas adecuadamente.

Negociación debe ser seria

Sin embargo, subrayó que debe ser “una negociación seria, una que aborde de lleno la agenda completa originalmente acordada en marzo por ambas partes, es el mejor camino”.

Hasta ahora la liberación de la mayoría de los presos políticos antes de la fecha límite del 18 de junio, ha sido el resultado concreto de las negociaciones.

“El Gobierno de los Estados Unidos cree que la delegación del gobierno tiene la responsabilidad primordial de garantizar el éxito de estas conversaciones por el bien del país. La intransigencia que ha mostrado hasta el momento ha constituido el principal obstáculo para alcanzar la meta”, sostuvo Sullivan.

“Como declaró nuestra Subsecretaría para el Hemisferio Occidental, Kim Breier, el Gobierno de Estados Unidos no puede apoyar la Ley de Amnistía utilizada para llevar a cabo estas liberaciones. La ley aplica condiciones inaceptables a los derechos políticos de estos expresos y evita cualquier tipo de justicia por las violaciones masivas a los derechos humanos que han ocurrido desde el año pasado”, refirió Sullivan.

“En ausencia de un acuerdo político, las actuales tensiones y el declive económico de Nicaragua solo empeorarán, y la presión internacional sólo se va a intensificar, como dejó en claro el anuncio hecho por Estados Unidos y Canadá al imponer de manera conjunta sanciones la semana pasada”, advirtió el diplomático.

Sullivan mencionó como pasos urgentes que deben ser aplicafos e incluye la liberación de los presos políticos restantes, así como la implementación inmediata de los compromisos del Gobierno para restablecer a los nicaragüenses sus derechos civiles y libertades fundamentales.

“La Alianza Cívica, por supuesto, también debe hacer su parte, centrándose en los objetivos a largo plazo de la negociación y representando fielmente las aspiraciones de los nicaragüenses para un futuro mejor”, sostuvo Sullivan.


COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com